El periodista Daniel Matamala y el exministro de Planificación (1987-1989) Sergio Melnick, sostuvieron una conversación poco amigable por Twitter.

Todo comenzó por el comentario que hizo Bernardo Larraín sobre la columnna “El palo al gato” que Matamala escribió para La Tercera, en la que habla sobre “Cornershop, empresarios rentistas y cómo pasar de la extracción a la innovación”.

Luego de leerla, Larraín comentó que “Un capitalismo sano es uno donde:1. los q crean nuevas empresas e industrias son nuevos emprendedores, q con buenos modelos de negocio y gestión profesional, siempre encontrarán capital para crecer sin importar donde. Ej. Cornershop”.

Y posteriormente, cuestionó: “2.Los grandes empresarios se focalizan en ser competitivos globalmente en las industrias q conocen y cuyos productos siguen siendo demandados por el mundo como el cobre, litio, alimentos, forestales, retail,transporte aéreo, o acaso son productos obsoletos?”.

Ante este emplazamiento, el periodista de CNN Chile repondió: “Con esa lógica, Samsung seguiría vendiendo pescado seco, y Nokia, celulosa. ¿Por qué Codelco, CMPC , SQM o Corpesca no podrían exportar más productos con valor agregado? Los países desarrollados dieron ese salto. Nosotros seguimos pegados en la extracción de recursos naturales”.

Y entonces, Melnick metió la cuchara: “estas muy equivocado….estudia un poquito más”, le recomendó a Matamala, quien no se quedó callado y replicó: “Gracias por el consejo Sergio, vengo de estudiar 3 meses con los mejores economistas del mundo en la Facultad de Negocios de la Universidad de Chicago. Si me das argumentos en vez de descalificar, encantando de conversar. Saludos”.

“No te he descalificado.. sólo he dicho que necesitas estudiar un poco más … en 3 meses sólo pinceladas . Y no sólo economía es lo que te falta….para dar opiniones tan categóricas”, continuó Melnick, lo que motivó la respuesta final del periodista: “Sigo esperando que me dé algún argumento para poder tener un debate sobre ideas. Pero usted insiste en descalificar a su interlocutor sin dar ningún fundamento. Así no se debate en democracia, señor Melnick”.