“Yo les quería preguntar si se acordaban de la Ruta de la Caca, ilustrada por un tremendo periodista, Juan Carlos Bodoque?”.

Con esta pregunta partió la exposición de la diputada de Revolución Democrática, Catalina Pérez, con el fin de dar a conocer el complejo momento que vive Antofagasta desde inicios de octubre, a raíz de una falla en una planta elevadora de aguas servidas.

El hecho provocó el vertimiento de desechos probablemente peligrosos en una playa de la zona.

Haciendo alusión a que Bodoque tendría acá un nuevo caso que investigar, sostuvo que “no es posible que a estas alturas, la ciudad esté sufriendo este tipo de eventos de alto impacto en el ambiente y la salud de las personas ni menos, sospechar que esta empresa no tiene planes de mitigación para este tipo de situaciones”.

Agregó que “nuestra lucha no es contra las empresas ni queremos que se vayan de la región. Nuestra lucha es porque el desarrollo de los territorios sea armónico y sustentable”.

“No podemos seguir operando bajo la lógica de un mal entendido crecimiento económico que arrasa con todo a su paso, debemos lograr construir una sociedad en donde los derechos de todas las personas sean respetados, lograr que las empresas contaminantes desaparezcan o bien, se adapten a las normas internacionales”, sentenció.