No le fue bien a Juvenal Olmos en su regreso al fútbol tras muchos años sin dirigir, ya que en las últimas horas fue despedido del club mexicano Tiburones Rojos de Veracruz.

A través de un comunicado la institución señaló que la salida fue de “común acuerdo” tras el análisis de los negativos resultados conseguidos por el exUC.

Olmos duró solo 73 días en la banca del club azteca, disputando siete encuentros en los que no obtuvo triunfos.

En su estadística solo figuran dos empates y cinco derrotas, resultados que colmaron la paciencia de la directiva y la hinchada.