Raquel Vásquez, monitora de salud sexual de la Fundación Margen, se encontraba en la Plaza de Armas entregando preservativos, a las 7 de la tarde, a las trabajadoras sexuales del sector y fue detenida por dos funcionarios de Carabineros, de la 1ra Comisaría de Santiago.

Le requisaron los preservativos y la mandaron con un parte al 2do Juzgado de Policía local a donde deberá ir a pagar una multa. El parte dice solamente que es por comercio ambulante.

Conversamos con Herminda González, presidenta de la organización para conocer más detalles.

¿Esto es primera vez que les ocurre?

No, nunca nos había pasado. Porque nosotras habíamos hecho prevención en la comisaría, en la primera, la segunda, la tercera y la cuarta. Estuvimos haciendo sensibilización con ellos. Y nunca había sucedido algo así. Entonces nos parece insólito que repriman a las trabajadoras sexuales, sacándolas de la plaza y que se requisen los condones que se entregan para prevención a las compañeras.

¿A qué atribuyen ustedes la acción de Carabineros?

A la represión y abuso de poder. No tenían porque llevarla, si solamente estaba entregando el material que entrega el Ministerio de Salud para la prevención.

Pero ustedes ya habían trabajado con esa comisaría.

Claro. Por eso llamé al Cabo Segundo. Hablé con el y me dijo que nuestra compañera andaba repartiendo condones, pero con la credencial vencida. Le dije que cómo se la llevaban detenida si andaba con la credencial. Y me dijo que solamente la estaban fiscalizando. Pero yo no entiendo porqué no lo podían hacer ahí mismo en el lugar que estaba y se la tuvieron que llevar a la comisaría. Y me respondió que era para hacerle el parte y no me dio más explicaciones. Así que yo le dije que nos íbamos a comunicar con el directorio de salud, porque son ellos los que nos entregan los condones para poder hacer la prevención. También le dije que se iban a tener que llevar detenidos a todos los monitores que anduvieran haciendo prevención.

¿Ya se comunicaron con el Ministerio de Salud?

Sí, ya están en antecedente. La idea también es ver las credenciales para que no vuelva a ocurrir esto. Pero creo que no es justo que se le quite los condones a las compañeras, con alta tasa de sida que tenemos en Chile. La represión, no es prevención.

Nos comunicamos con la 1ra Comisaria de Santiago para conocer su versión, desconociendo el cargo particular y sólo respondieron que sí fue un control de identidad, no fue una detención.

Denuncia Pública Fundación Margen