Podría decirse que jugarán la final ‘Xeneizes’ y ‘Millonarios’ o también ‘Bosteros’ y ‘Gallinas’. Estos últimos son los apodos más curiosos de Boca Juniors y River Plate, que nacieron como despectivos y crecieron como un sello de origen inconfundible.

A los de Boca Juniors se les decía ‘Bosteros’ (por bosta: excremento de ganado vacuno o caballar) como insulto. Incluso se los nombra así en varias canciones de los hinchas rivales.

Sin embargo, con el paso de los años los simpatizantes del ‘Xeneize’ se adueñaron del mote y lo empezaron a utilizar ellos mismos con orgullo.

Hay contradicciones sobre el origen del apodo. Algunos aseguran que es porque en el lugar donde hoy está la Bombonera antes había una fábrica de ladrillos que utilizaba materia fecal de caballos como materia prima.

Otros sugieren que es porque, tras algunas inundaciones, las cloacas del barrio porteño de La Boca colapsaron. Algunas canciones de River Plate hacen referencia a eso.

Sin embargo, el origen parece ser otro. En realidad, a los del barrio de La Boca se les decía ‘Boteros’ porque tenían que utilizar botes para cruzar el río aledaño, el Riachuelo.

Los hinchas rivales habrían cambiado ‘Boteros’ por ‘Bosteros’ para insultar a los simpatizantes de Boca Juniors.

River Plate también tiene un apodo que comenzó como una ofensa y hoy en día no lo es.

En 1966 ‘el Millonario’ le ganaba el partido desempate de la final de la Copa Libertadores a Peñarol por 0-2 y se consagraba campeón. Sin embargo, los uruguayos dieron vuelta el partido y se impusieron por 4-2.

Luego de esa derrota River fue a jugar ante Banfield y los rivales tiraron a la cancha una gallina.

A pesar del origen ofensivo, hoy los hinchas de River Plate dicen con la frente en alto que son ‘Gallinas’, sin verlo como algo negativo. Incluso varias canciones de los hinchas de River se refieren al Monumental como ‘el Gallinero’.

Los motes ‘Xeneize’ y ‘Millonario’, al contrario, no tuvieron un origen ofensivo.

Boca fue fundado el 3 de abril de 1905 por Esteban Baglietto, Alfredo Scarpatti, Santiago Sana y los hermanos Teodoro y Juan Antonio Farenga, hijos de italianos.

Cuando se fundó, a principios del siglo XX, la mayoría de los habitantes del barrio de la Boca era italiana. Muchos eran de Génova, donde se hablaba genovés, un dialecto de la lengua ligur.

El autoglotónimo del dialecto genovés es zeneize o zeneise, que en Buenos Aires derivó en ‘xeneize’.

A los de River Plate se les dice ‘Millonarios’ porque en 1931, en los comienzos del profesionalismo en Argentina, el club compró al delantero Carlos Peucelle del Sportivo Buenos Aires por 10.000 pesos y pagó 35.000 pesos por el goleador Bernabé Ferreyra, apodado ‘el Mortero de Rufino’ por su extraordinaria potencia en el remate.

Ambas trasferencias fueron millonarias para la época y por lo tanto así quedó el apodo de River desde entonces. En esos años, los fichajes de jugadores solían ser por valores muy inferiores.