Esta mañana se hizo pública la sentencia que el ministro en visita, Mario Carroza, dictaminó para los militares procesados por el caso Caravana de La Muerte La Serena, episodio donde el excomandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, figuraba como uno de los procesados.

En total fueron 15 las personas asesinadas en el Regimiento Arica de La Serena el octubre de 1973, época en que un joven Cheyre figuraba como teniente del regimiento.

En el fallo del juez -al que accedió The Clinic-, se condenó como autor del delito de homicidio calificado de las 15 víctimas al coronel del Ejército Ariosto Alberto Lapostol, quien al momento de los asesinatos -16 de octubre de 1973- operaba como el Comandante del Regimiento Arica de La Serena.

Por otro lado, se condenó como cómplices de los homicidios a Pedro Espinoza, Victor Hugo Alegre, Jaime Ojeda y Emilio de la Mahotierre. Elexgeneral en jefe del ejército.

Juan Emilio Cheyre, fue condenado -junto a otros cuatro individuos- como “encubridor” de los homicidios, por lo cual recibió una pena de tres años y un día de presidio menor en su grado máximo.

Además, se absolvió a tres de los acusados, los militares Luis Felipe Polanco, Hugo Leiva y Luis Fernández.

Detalles de la condena

El fallo dice: “Que se condena a los acusados Hernan Emilio Valdebenito Bugmann, Guillermo Oscar Raby Arancibia, Juan Emilio del Sagrado Corazón Cheyre Espinosa, Mario Hernando Vargas Migueles y Luis Segundo Araos Flores, ya individualizados en autos, como encubridores de los delitos reiterados de Homicidio Calificado de Oscar Gastón Aedo Herrera, Marcos Enrique Barrantes Alcayaga, Mario Alberto Ramírez Sepúlveda, Hipólito Pedro Cortés Álvarez, Jorge Abel Contreras Godoy, Roberto Guzmán Santa Cruz, Jorge Mario Jordán Domic, Gabriel Gonzalo Vergara Muñoz, Carlos Enrique Alcayaga Varela, Jorge Ovidio Osorio Zamora, José Eduardo Araya González, Óscar Armando Cortés Cortés, Manuel Jachadur Marcarian Jamett, Víctor Fernando Escobar Astudillo y Jorge Washington Peña Hen, ocurrido el 16 de octubre de 1973a la pena de tres años y un día de presidio menor en su grado máximo y a las accesorias de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena y al pago de costas de la causa”.

El fallo del juez, además, dio a lugar la demanda civil establecida por las cónyuges, hijos y hermanas de las víctima, a quienes el Fisco de Chile deberá pagar un monto de 80, 70 y 40 millones de pesos respectivamente.

Noticia en desarrollo.