Esta tarde comenzó a circular un video realizado por el cineasta Nicolás López, en el cual se exponen los antecedentes sobre los que se funda su defensa legal ante las acusaciones de abuso sexual que ha sido objeto.

El video se centra en la denuncia de la actriz María Jesús Vidaurre, desacreditando lo relatado por la actriz en el reportaje realizado por la Revista Sábado y también ante la fiscalía, a la cual recurrió denunciando.

La realización del video que contiene pantallazos de supuestas conversaciones en redes sociales, audios de WhatsApp y registros audiovisuales, fue efectuada por el propio López y acompañó su declaración en la defensa llevada a cabo por su abogada, Paula Vial.

Al ser consultada por el registro audiovisual y la estrategia judicial y comunicacional del cineasta, la actriz María Jesús “Tutu” Vidaurre, aseguró que no vio el video, sin embargo apuntó que se trata de “una defensa absurda y obvia”.

En tanto, Juan Pablo Hermosilla, abogado de las denunciantes, señala que “es lo mismo que hemos estado viendo desde hace varios días, desde esta supuesta nota de Canal 13. Lo que están haciendo es atacar a las víctimas, atacar a las personas que lo han denunciado y se han querellado en contra de él, y tratar de agredirlas. Esto sólo confirma todo lo que ya sabemos de Nicolás López”.

Además exigió un pronunciamiento del Ministerio Público, explicando que “está obligado por Ley a proteger a las víctimas y por lo tanto aquí hay que ver qué dicen ellos sobre esta divulgación, porque esto es un intento de intimidación a las personas que han tenido el coraje de salir a enfrentarlo”.

Por otro lado, José Andrés Murillo, uno de los directores de Fundación para la Confianza, institución que también apoya a las víctimas, señaló que “este tipo de acciones va en la misma línea y el mismo patrón abusivo que Nicolás López ha tenido desde el comienzo y que ha dado pie justamente a la querella en su contra y las denuncias en su contra por acoso, abuso sexual y también incluso violación”.

Explicó que la defensa realizada por López “va en la misma línea abusiva dio pie a la querella” y que en vez de liberarlo “confirma su responsabilidad”.

Murillo fue enfático en señalar que “no se puede dar espacio a una persona que está siendo querellada por abuso sexual que, para defenderse, divulgue videos sin el consentimiento de las personas que están denunciando. La exposición sin consentimiento es inaceptable”.

A raíz de la defensa expuesta en el video, que apunta a desacreditar el relato de las víctimas, el director de Fundación para la Confianza señaló que “un abusador se llame a sí mismo víctima de sus víctimas, confirma que hay una perversión psicológica que hay que detener”.