El pequeño Jase Copland cumplió el sueño de enviarle una carta al cielo a su padre por su cumpleaños. Todo eso ocurrió cuando el niño escribió en el sobre de la misiva: “Señor cartero: ¿podría llevar esta carta al cielo por el cumpleaños de mi papá? Gracias”.

Como era de esperar, la acción del niño conmovió al cartero y al Servicio Postal Británico, por lo que diseñaron una tierna respuesta. “Fue un desafío difícil, esquivando estrellas y otros objetos galácticos en la ruta al cielo”, señaló Sean Milligan, asistente del director de la oficina, quién le aseguró al menor que la misiva había llegado a destino.

La madre del niño, conmovida por la respuesta que entregó Servicio Postal, hizo un posteo contando la historia y mostrando la carta de confirmación que le había llegado a Jase.

Allí afirmó que su hijo estaba muy “emocionado de saber que su padre recibió la tarjeta”  y que “no tenían que hacer un esfuerzo por esto, podrían haberlo ignorado, pero el hecho de que hayan hecho el esfuerzo por un pequeño niño que no conocen, es algo encantador (…) Han restaurado mi fe en la humanidad y gracias, sinceramente significa el mundo para él”.