En las últimas horas surgieron nuevos antecedentes referidos al bullado crimen del comunero mapuche, Camilo Catrillanca, asesinado en medio de un operativo del llamado “Comando Jungla” en la Región de La Araucanía.

Según consigna La Tercera PM, resulta que el abogado del imputado Raúl Ávila, Javier Jara, aseguró que su defendido no manipuló la evidencia relativa a la tarjeta de memoria que habría captado los instantes exactos en que se produjo la muerte del joven de 24 años por medio de un tiro en la nuca.

Ávila “no manipuló la evidencia”, afirma Jara.

Reecalca que “lo único que puedo señalar por ahora es que no me consta que en esa tarjeta hubiera imágenes privadas y adelantar que mi cliente no manipuló la evidencia”.