El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, propuso hoy la legalización del consumo recreativo de marihuana como vía de obtener recursos para encarar el déficit que tiene la ciudad con los fondos de pensiones de sus funcionarios.

Emanuel, que dejará el cargo en mayo al decidir no reelegirse para un tercer mandato, presentó una serie de propuestas para facilitar la administración de su sucesor.

Como posible fuentes de recursos para los fondos de pensiones, el alcalde dijo en su discurso al Concejo Municipal que Chicago podría beneficiarse con un casino y la legalización del consumo del cannabis con fines recreativos.

Sin dar detalles, dijo que el consumo libre tendría costos para los usuarios, que generarían recursos que podrían utilizarse, en parte, para pagar obligaciones relacionadas con las pensiones.

El alcalde estimó que en los próximos cinco años se necesitarán 1.000 millones de dólares extras para balancear el déficit de los fondos de pensión.

“No hay soluciones simples” para la crisis que se avecina, dijo Emanuel, por lo que la ciudad debe responder con soluciones “basadas en principios progresistas”, señaló.

La idea de Emanuel es legalizar el consumo en todo Illinois, una iniciativa que corresponde a la Asamblea Legislativa y al nuevo gobernador demócrata electo de Illinois, Jay Robert Pritzker.

Pritzker declaró en una entrevista con Efe antes de ser elegido que era partidario de reformar el sistema criminal y de legalizar el consumo recreativo de la marihuana.