El ex senador Carlos Larraín fue el último invitado del programa “Stock disponible”, realizado en VIA X. Consultado por varios temas, el ex timonel de la RN expresó algunas frases dignas para el bronce. Siga leyendo que le contamos.

Primero la conversación partió refiriéndose al crimen en que estuvo involucrado su hijo, Martín, el año 2013. En relación a eso señaló que había gran responsabilidad de la fiscalía en las consecuencias políticas que tuvo el caso: “Un informe acusó a la fiscalía de persecución policial y de esconder información, pruebas determinantes para resolver el caso. Oye, tu crees que le pasó algo a esa fiscalía porque resulta que en Chile los fiscales se creen dueños del universo(…) Y claro, fue un accidente terrible y mi hijo no dejó morir al hombre al lado del camino que es el único tema importante, el más importante de todos. Eso sí, después mintió. Que es distinto”.

Ahí, Larraín aprovechó para contar su versión: “Los cabros esperaron dos horas que viniera Carabineros y una ambulancia y no llegó ninguna de las dos. ¿Por qué? Porque había un accidente mucho más grave a un kilómetro de distancia. Entonces contestaban en la comisaría: ‘No, si ya fuimos'”, dijo.

Consultado por la versión del atropello y posterior fuga del lugar de los hechos, el ex senador lo desmintió categóricamente. “Esa es una mentira peluda. Muy explotada por razones políticas y eso es muy doloroso. Porque mi hijo pasó a ser casi un asesino. Porque si tú dejas desangrarse en la orilla del camino a alguien, eres un asesino. Pero no fue tal. El hombre murió a los cinco minutos del choque y estos cabros tontos esperaron dos horas establecidas en el juicio que llegara Carabineros”, relató.

¿Y por qué los amigos fueron acusados por obstrucción a la justicia?, preguntó Freddy Stock. “Porque todos mintieron po. Porque dijeron que habían visto una camioneta que había causado el accidente, que no habían sido ellos. Cómo estarían mal de la cabeza. Fueron a la comisaría a denunciarlo. Para salir ellos limpios del accidente”, aclaró Larraín.

JOAQUÍN LAVÍN

El caso policial en que estuvo involucrado su hijo no fue lo único sabroso que dijo Larraín. También tuvo palabras para Joaquín Lavín, en alusión a su buen momento en las encuestas: “Es el mismo de siempre. Creo que la motivación central es la de estar en la noticia, lo cual no es malo persé”.

“Él es un buen tipo, es recto, no es deshonesto. Pero políticamente hablando es muy cargado a los voladores de luces, le gusta lo que llama la atención. Ahora pasa conectado a internet, tres o cuatro horas al día hablando por el teléfono y muchas cabezas de pescado”, aseguró en la conversación.

También comentó que los alcaldes “tienen que recorrer mucho sus comunas, ver cómo funcionan sus servicios pero no están a cargo de la descripción de los hechos de la vida cotidiana”.

Por último agregó que “Le gusta estar en la noticia, él entiende que en la política la visibilidad es muy determinante” y que “él está pensando” en La Moneda. “Tiene condiciones, es un hombre muy decente, tratable, no genera resistencia. Es un hombre agradable”, cerró.