Dos policías peruanos del departamento de trata personas de la ciudad de Tarapoto y una abogada fueron detenidos este miércoles por corrupción y cohecho.

Un reportaje del canal VIA Televisión señala que este grupo de personas se organizó para cobrar 18 mil soles, poco menos de cuatro millones de pesos, a un ciudadano chileno para de esta manera evitar su deportación.

Todo comenzó el pasado 28 de diciembre cuando el chileno Braulio Andrés Cárcamo de 35 años fue detenido en compañía de una menor de 35 años de edad, siendo puesto a disposición del Departamento de Trata de Personas.

Cuando el chileno estaba en el calabozo, uno de los policías le habría exigido pagar 10.000 soles para evitar que fuera deportado, a pesar de que posteriormente el fiscal determinó su libertad por no tener responsabilidad en el delito imputado.

Cárcamo señaló que a pesar de la orden del fiscal no fue liberado sino que fue conducido por un policía a un hotel, en la que se hospedó con un uniformado. Luego el policía lo llevó a su vivienda y el 31 de diciembre en l amñanaa el chileno fue llevado a un banco, donde retiró cerca de mil soles.

Fue en la entidad financiera donde el chileno logró fugarse, dando aviso a las autoridades competentes de lo ocurrido.

Ahí se inicio un operativo que terminó con las detenciones mencionadas el inicio de este artículo.