Un carro lanza aguas de Fuerzas Especiales derramó 10 litros de gas lacrimógeno entre las calles Bascuñan Guerrero con Antofagasta, en la comuna de Santiago.

De acuerdo a la información oficial, el hecho ocurrió a eso de las 6 de la mañana, cuando el vehículo que transitaba por el barrio tuvo un desperfecto técnico con uno de los sensores de la manguera que conduce al estanque donde se guarda el químico. Finalmente terminó vertido por cuatro cuadras.

Tras el hecho, varios vecinos se vieron afectados, ya que tenían sus ventanas abiertas por el calor vivido durante la noche.

Un segundo carro lanza aguas llegó para limpiar la calle y apaciguar los efectos del líquido. Además el Cuerpo de Bomberos de Santiago llegó al lugar para analizar los hechos. Sin embargo, en la vereda de la calle aún quedan vestigios de la sustancia que provoca lagrimeo excesivo e irritación.