Ricardo Ezzati
Por Óscar Contardo

La visita del papa Francisco tenía un objetivo para la conferencia episcopal: frenar el desmoronamiento de la Iglesia Católica chilena. Lo que provocó fue exactamente lo contrario. La aceleración de un derrumbe se debe tanto a una estructura fracturada, como a liderazgos consumidos por la corrupción interna. El cardenal Ricardo Ezzati representa la peor cara de una institución que alguna vez gozó de un poder incontrarrestable y una adhesión ciega de la ciudadanía chilena. Ezzati es un anti líder de recetario. El cardenal demostró durante 2018 todo tipo de impericias y torpezas políticas, además de exhibir sin pudor alguno un arsenal de excusas para explicar frente a la opinión pública aquello que ya no tiene explicación: el extenso prontuario de abusos que acumula la iglesia católica chilena. Ezzati fue incapaz de frenar la debacle, limitándose a esperar que sus invocaciones celestiales surtieran efecto. El cardenal Ricardo Ezzati con los años será recordado como una especie de sepulturero de su propia Iglesia, la encarnación de una cultura oscurantista, maltratadora, negadora y hostil a la crítica; una organización cuyo principal pasatiempo era asfixiar la verdad y procurarle impunidad a los criminales surgidos de su propia hipocresía.

Richard Von Appen
Por Jorge Sharp

En los 35 días -hasta el cierre de esta edición- del conflicto laboral de los portuarios de Valparaíso, Richard Von Appen no fue capaz de entender que los trabajadores y trabajadoras son fundamentales para la actividad portuaria y expuso a cara descubierta el egoísmo e injusticia que tanto daño han hecho al país.

Hermes Soto
Por Ignacio Achurra

Creo que si hay una demostración de poco liderazgo es él. Y en todos los ámbitos. Hermes Soto es un líder que no es respetado por sus subordinados, un líder que en el momento que tiene que demostrar su altura moral y ética al asumir su subordinación al poder civil no lo hace y ocupa un mecanismo de rebeldía. Un líder que no fue capaz de hacer lo que tiene que hacer Carabineros y manejar a su gente para cuidar a la ciudadanía. Además avaló las condiciones para que se generara un crimen atroz con todas las consecuencias que tuvo como el ocultamiento, mentiras de carácter criminales que sucedieron después de ocurrido el asesinato de Camilo Catrillanca.

La PSU
Por Ignacio Socías

Mi antilíder es la PSU. Es una prueba que muchos niños que me siguen rindieron, y me comunicaron el estrés e incluso la depresión que les generaba enfrentar un proceso tan traumático. Es una prueba que ni siquiera es buena para medir las capacidades para entrar a la Universidad, y te empuja a decidir huevadas que deberían elegir con mucha más tranquilidad. Es difícil a esta edad comprenderlo, imagínate a esa edad. Y, ¿para qué andamos con huevás? Es bien mala la prueba esa. Es tan mala que hay que hacer un preuniversitario APARTE del colegio para aprender a responderla. Me cae mal la PSU.

Donald Trump
Por José Antonio Neme
Ha llenado de antilíderes el resto del mundo, y su discurso ha proliferado de manera peligrosa.