“Nos dijeron que nuestra webserie era una mierda. Muuucho chaqueteo. Cineastas… actores… Digamos la verdad. Hasta nuestra productora ejecutiva no entendía el impacto que podía tener una webserie. Y postulamos porque desde Seúl nos conocieron, nos vieron y nos invitaron a competir a través de nuestro Instagram”, confiesa el actor de la Universidad de Chile, Matías Alarcón, quien no sólo actúa en la webserie “Morir en La Rueda” sino que también ha sido su gestor, y director junto a su colega Esteban González.

Pero no importaron las críticas. La webserie chilena quedó seleccionada en el Seúl Webfest, la plataforma más relevante de Asia en este formato, donde había nada menos que 150 postulantes.

Tras recibir la noticia, parte del joven elenco que está conformado por Félix Villar, Juan José Acuña, Christián Oyarzún, Matías y Esteban, juntó dinero y voló rumbo a Seúl. “Nuestra productora ejecutiva cuestionaba que hiciéramos ese gasto, pero todos decidimos jugárnosla. Éramos la tercera webserie con más nominaciones: ocho categorías… ¿Cómo no íbamos a ganar al menos una?”, recuerda Matías Alarcón.

En la ceremonia del festival asiático, donde eran los más jóvenes postulantes, la espera se hizo larga. “Pasó la categoría 1, la 2, 3, 4… y nada… Empezamos a sudar. Tan sólo quedaba la última, la más importante, el premio a la mejor webserie de todos los géneros… Y cuando nos nombraron, simplemente no podíamos creerlo”, rememoran los directores aún con emoción.

Los actores y directores de Morir en la Rueda Esteban González y Matías Alarcón junto al productor musical de la webserie, Sebastián Alarcón, en la alfombra roja del Webfest de Seúl, Corea del Sur.

Lo que quizás nunca imaginaron es que vendrían más nominaciones, otro premio y numerosos interesados en financiarlos y coproducir. Y es que el viaje a Seúl no sólo sirvió para ser galardonados sino también para promoverse, hacer pitching, darse a conocer y generar contactos. Fue así como el equipo volvió a Chile con invitaciones a otros festivales internacionales de webseries  para éste y el próximo año en numerosos países y continentes. Además, el premio les abrió posibilidades interesantes de coproducción, compromisos de actores internacionales y financiamiento para la nueva temporada de “#Morir En La Rueda” que se filmará en marzo. La idea es poder estrenar en junio del 2019 en alguna de las plataformas internacionales que están mirando con interés el mercado audiovisual chileno.

“Nosotros nunca pensamos llegar hasta esto. Estábamos probando. Parcelamos una historia en varias de 5 minutos para experimentar. Nos encontramos con una cadena de amigos y de favores, golpeamos puertas y conseguimos apoyo y colaboraciones. Hasta tuvimos la suerte de que un amigo guionista –Carlos Urra- nos destrozara lo escrito dos semanas antes de rodar”, confiesa Alarcón.

En un torbellino de ganas de crear y concretar, tomaron un taller intenso de guión que les ofreció Urra e intentaron corregir todo lo posible en menos de 14 días. “Sabíamos que nuestro guión no era nuestro fuerte, pero todo era parte del aprendizaje”, confiesa Alarcón.

Quizás el guión no era perfecto, pero la idea de perfilar a 5 jóvenes, todos amantes de andar en bicicletas cool, compartiendo su amistad, su desenfadada juventud en el concreto de una urbe de país en desarrollo sí sedujo. 

Y como en numerosos experimentos, surgen grandes descubrimientos, el montaje de Morir en La Rueda fue una revelación. Al son del joven productor musical Sebastián Alarcón- la serie por momentos parece videoclip, lo que resulta un acierto ya que durante numerosos segundos funciona como guión, sin necesidad de texto. Sin duda éste ha sido el llamativo sello de la primera incursión de Valtari en el mundo internacional de las webseries.

CÓMO NACIÓ

Todo partió cuando el actor Matías Alarcón pasaba por una crisis debido a un accidente que lo dejó sin funciones. Fue su ex compañero de colegio, Vicente Castillo – estudiante de derecho de la Universidad de Los Andes y hoy socio de Valtari- quien les abrió los ojos a él y el resto de sus amigos. Tenían que hacer algo usando las nuevas plataformas.

“Primero les dije que hiciéramos un canal de Youtube, que nos hiciéramos youtubers, que armáramos un panel de conversación”, explica Castillo. Pero luego los artistas del grupo pensaron que lo que debían hacer era aprovechar la web para hacer lo que más aman: actuar.

“Cuando evaluamos qué historia recrearíamos, pensamos : ¿qué tenemos más cerca? Simple: nuestras bicis. Entonces hagamos la historia de un grupo de amigos que anda en cleta”, recuerda el actor y director Esteban González.

La mente más comercial del grupo de inmediato pensó en un proveedor de bicicletas, que aprovechara lucir su marca en la webserie. Sabían que como personas naturales no conseguirían marcas, por lo que decidieron utilizar el nombre de la productora Valtari –que habían creado con fines teatrales el año anterior- para ponerle una cara más formal a su proyecto y para encontrar a auspiciadores.

Uno de los primeros apoyos que consiguieron fue el de Yerka, una colorida marca de bicicletas antirobo, también fruto de mentes jóvenes, provenientes de la Universidad Adolfo Ibáñez. Con este primer acuerdo, los protagonistas ya tenían bicicletas nuevas, de la misma línea, modernas y llamativas.

Con autogestión y cadenas de colaboración como ésta se fue armando este proyecto. Otro apoyo fue el de un grupo de audiovisuales de la Universidad Mayor, con quienes los actores del elenco habían colaborado en numerosas ocasiones. Ahora venía la vuelta de mano. Y así se sumarían otros, como Pousta, que se encargaría de difundirlos.

“¡Éramos cinco cuando partimos. Luego se sumaron 3 desde la U. Mayor… pero al poco andar ya éramos como treinta, y todos colaborando sin cobrar un solo peso, todos confiando en nosotros y queriendo ayudar e involucrarse!”, exclama González.

Sólo hicieron una inversión menor inicial. “La idea era probar, lograr sacar la webserie, mostrarla y luego conseguir financiamiento para una segunda temporada, a fin de poder remunerar a quienes participen con su trabajo”, agrega Alarcón.

ITALIA

El viernes 30 de noviembre fue el segundo triunfo de Morir en la Rueda, esta vez en Europa, en el Webfest de Roma, donde obtuvo el premio a “mejor montaje”.

“Ha sido emocionante ver cómo valoran nuestro trabajo y recibir otras invitaciones como a Vancouver, Lima y Berlín”, manifiesta Alarcón, quien pudo viajar hasta la capital italiana a recibir el galardón, gracias a la obtención del Fondo Audiovisual.

Siete días después del reconocimiento en Europa, la producción chilena también fue nominada en 3 categorías en el Asia Web Awards -“Mejor webserie de todos los géneros”, “Mejor actor” por el desempeño de Matías Alarcón y “Mejor música” compuesta por Sebastián Alarcón.

Pero la productora Valtari no se quedará tranquila con sus logros. A parte de lanzar la segunda temporada de Morir en La Rueda, tiene otro objetivo: generar un Festival de webseries en Chile y concretar varias ofertas que ha recibido tanto a nivel nacional como desde el extranjero.

La nueva temporada de “#Morir En La Rueda” irá mostrando en 13 capítulos cómo cada uno de los cinco protagonistas se enfrenta a distintos temas que hoy generan debate y que reflejan la diversa realidad sociocultural de Chile.

Sin duda esta webserie tiene potencial: la independencia de la productora Valtari le da la libertad de abordar los temas que quiera y como quiera sin pedirle permiso a nadie. Es la ventaja de los contenidos digitales sobre los tradicionales.

RECUADRO: #Morir en la Rueda

“Morir en la rueda” consiste en la historia de una boy band (grupo de amigos) que por sus distintos estilos de vida e intereses comienzan a ver amenazada la estabilidad de su amistad y por ende tratan de juntarse y viven intensamente.

Uno de ellos es deportista, otro publicista, hay un fonoaudiólogo, un estudiante de derecho que prefiere la fotografía y un estudiante de ingeniería, por lo que buscan verse en sus horas libres y se movilizan en bicicleta por la ciudad de Santiago.

La webserie de Valtari Producciones fue pensada para millennials y seguidores de contenidos de corta duración en celulares y tablets.   

En total son 10 capítulos que transcurren linealmente en un par de días, antes de partir de vacaciones a Ecuador. En estas 10 piezas, se perfilan los 5 personajes centrales y se les ve recorriendo distintas fiestas urbanas y experimentando excesos de drogas y alcohol y búsquedas de sexo.

“No es un cliché. Matías trabaja con menores de 18 años y yo también, trabajo en un colegio. Y vemos día a día que estos son los temas que los inquietan”, precisa el actor y director Esteban González.

La serie triunfó no sólo por lo actual de su trama juvenil, sino también por las cuidadas interpretaciones y la calidad de su imagen, ya que es un proyecto coproducido con la Escuela de Cine de Chile.

Del equipo actoral participaron también jóvenes promesas como Félix Villar (Perdona Nuestros Pecados), Vivianne Dietz (Wena Profe), Antonia Giesen (Pacto de Sangre), Francisco Reyes (Tranquilo Papá), Raimundo Alcalde (El Camionero) y Amalia Kassai (Casa de Muñecos).

La primera temporada de #Morir En La Rueda está disponible en Youtube.