POR JORGE ROJAS G. • FOTO: ALEJANDRO OLIVARES

¿Hubo un acuerdo entre la UDI y Sebastián Piñera para nombrar las autoridades?
No, lo que se dio fue a nivel de gobernadores. Como ellos trabajan en equivalencia con los distritos, tienen poder político y recursos, su rol se vuelve muy relevante en las provincias. Entonces lo que pasa es que si le vas a pedir a un diputado que esté en Valparaíso martes, miércoles y jueves mientras el gobernador durante esos días le va a quitar el electorado para ser candidato a diputado, no se va a lograr la eficiencia. Por esa razón se determinó un sistema para que ese conflicto no se diera.

¿Tenían miedo que en los lugares donde el diputado era de la UDI llegara un gobernador RN a hacer carrera política para aserrucharle el piso?
No sólo si era de RN, podría haber sido de la UDI también. Lo que pasa es que acá la competencia llegó y lo que había que evitar es que este conflicto partiera desde el primer día de gobierno. Y en esa perspectiva se llegó a un acuerdo con el ministro del Interior para la designación de los gobernadores.

¿Y para cargos de gobernadores cada partido propuso sus nombres?
Claro, cada partido fijó una terna de nombres hasta llegar a uno, pero en tres lugares, Marga Marga, Huasco y Malleco, este acuerdo no se cumplió. Por ejemplo en Malleco pusieron al candidato de RN que había sido derrotado en la elección de diputados, entonces el diputado UDI Gonzalo Arenas dijo que iba a ir a trabajar a Valparaíso y le pusieron a la competencia en su distrito. Y al no cumplir el acuerdo el gobierno se equivocó porque generó un conflicto que se podría haber evitado.

¿Por qué pasó esto?
No tengo idea. Uno sospecha…

¿Es verdad que hubo presiones de senadores de RN para que se nombraran a esas personas en esos lugares en vez de alguien de la UDI?
Creo que los senadores Baldo Prokurica, Lily Pérez y Alberto Espina claramente jugaron un rol en esta materia.

¿Era un acuerdo escrito?
No, estos criterios se establecieron después de la segunda vuelta. La idea era minimizar los conflictos y estos criterios se fueron llevando a la práctica, hasta que el 11 de marzo en La Moneda el ministro Hinzpeter nos entregó esta propuesta para elegir a los gobernadores.

¿Por qué cuando el ministro Hinzpeter se reunió con la bancada de diputados de la UDI negó el acuerdo?
No sé, pero efectivamente eso pasó así. Yo llamé al ministro el viernes 12 de marzo y él me dijo que le enviara la lista de los 32 gobernadores que proponíamos y si no hubiese habido acuerdo le hubiese mandado los 53. Pero cuando se anunció esto habían tres lugares donde el acuerdo no se había cumplido.

¿Por qué?
Cuando la UDI acuerda algo, lo cumple. Tenemos una historia en esa materia, incluso en cosas difíciles. Pero creemos también que en estos temas debe haber reciprocidad y acá claramente no hubo.

Esta forma de nombrar gobernadores ¿no es cuoteo?
No, el cuoteo es repartirse la administración del Estado. Acá lo que queríamos era evitar que sucedieran conflictos naturales y humanos.

Pero eso igual es repartirse el poder en cuotas.
No, porque nuestro diputado tiene que estar trabajando bien y da lo mismo a qué seremi o intendente le nombren, pero no debe haber conflicto en el caso de los gobernadores, porque tienen la misma repartición territorial. Y eso había que atenuarlo al máximo.

A eso se suma la desprolijidad en nombrar algunos gobernadores con deudas judicializadas. ¿No queda en cuestión la eficiencia del gobierno en este tipo de cosas?
Con respecto a nuestros gobernadores nos preocupamos mucho de sus antecedentes, de hecho de los cinco gobernadores con deudas ninguno es de la UDI. Eso nos llama la atención porque se nos pidió rigor y hubo una preocupación por este tema. Por lo menos, nosotros cumplimos con las reglas.

¿Y en RN no?
Por lo menos hay cinco con dificultades.

¿Es invalidante que un gobernador esté en DICOM?
Me llama la atención que la Concertación que hizo una campaña en contra del Dicom hoy crucifique a un gobernador por estar allí. Ahora, es distinto si la persona cometió un fraude o una estafa.
Claro, pero usted propuso a José Miguel Stegmaier que tenía vinulaciones con Paul Schaeffer.
Sí, yo lo propuse. Lo conozco y es amigo mío hace mucho tiempo. Puedo afirmar que no tiene ninguna vinculación ilegal ni reprochable. Por lo tanto creo que lo que pasó acá es lamentable. Acepto la decisión del gobierno pero a José Miguel se le han imputado cosas en las que él no tiene ninguna relación.

LA UDI

¿Coloma se va a repostular?
Creo que Juan Antonio Coloma se va a repostular.

Pero la bancada de diputados no está muy contenta con él.
La bancada de 40 diputados es un éxito tremendo de Juan Antonio Coloma.

¿No sería mejor Pablo Longueira de presidente UDI, que pese a que estuvo con Piñera fielmente en la segunda vuelta, fue de los primeros que dijo que si el gobierno no hacía suyo el tema popular se iba de allí?
Todos en la UDI creemos que acá tiene que haber un sentido popular y que se debe trabajar para derrotar la pobreza, por lo tanto si cualquier UDI ve que este es un gobierno que se aleja de este principio va a abandonar el gobierno.