POR CLAUDIO PIZARRO • FOTO: ALEJANDRO OLIVARES
Pese a alejarse del fútbol hace ya varios años, el doctor Orozco es un referente imprescindible en el medio. Fuimos a conversar con él sobre la fiebre mundialera y, como es su costumbre, terminó hablando de todo con el ventilador a full. Una mezcla explosiva de fútbol, política y drogas.
_____

Le parece sensato poner “paños fríos”…
Es que parecemos un país bananero. El tropicalismo de los chilenos, incentivado por los medios de comunicación, es tremendo. Yo soy futbolero pero lo encuentro demasiado. Te creo si le hubiéramos ganado a Brasil.

¿Demasiada efervescencia mediática?
Claro, ¿te parece poco el noticiero de Televisión Nacional? Una hora y media de puro fútbol y hace un mes mostraban puros crímenes. Lo que pasa es que nos olvidamos del terremoto. Está bien sacar a la gente de los problemas reales pero se les pasó la mano. Desgastan demasiado a la audiencia, no hay que ser tan cargosos, es como ir a ver a la novia mañana, tarde y noche. Me aburrí, no quiero ver más televisión.

¿Tan así?
Es que todavía no hemos logrado nada. Si esto se ha transformado en un negocio. Hay muchas empresas que se están vistiendo económicamente con el fútbol chileno y no ayudan en nada al deporte. Los medios de comunicación están creando un fanatismo terrorífico que hace creer a todo el mundo que vamos a ser campeones mundiales y que Bielsa es dios en la tierra.

Incluso le han puesto nombre de jugadores a algunas calles…
Se los ha endiosado mucho. Resulta que ahora sale la familia de un jugador mucho más que Michael Jackson. Córtenla. Es patético. Y qué pasa si mañana no llegamos a segunda fase, va a haber un estado depresivo tremendo, la gente no va a ir a los estadios. Hay que ser mesurados porque eso se contagia a los futbolistas. No puede ser que Alexis Sánchez juegue para él nomás.

¿Lo encuentra muy individualista?
No sólo yo. Alexis está jugando para el próximo contrato en el Manchester United por 30 millones de euros. Si toda esta faramalla afecta a los jugadores. Y eso es humano pero hasta cierto punto; siempre y cuando no se perjudique al equipo.

COCAÍNA EN LA “U”

¿Qué le parece el trabajo de Bielsa?
Bielsa ha hecho un buen trabajo. Primero, disciplinó a los jugadores. Si la juerga y el farandulismo no la inventó Pinilla, eso venía de mucho antes, dejemos de cargarle la mano. Pensar que cuando se fue a Europa le dije: “deja bien puesto el nombre de Chile”

¿Parece que no lo escuchó?
No, se lo comió el medio…

Es que antes había más “chipe” libre…
Claro, se pegaban sus fiestecitas después del partido pero Bielsa los aisló de la farándula y de todo.

Cosa que no hicieron los dirigentes de su época…
Es que a los jugadores no los puedes tener prisioneros porque de ellos depende el triunfo o la derrota. Si un jugador quiere jugar desganado, juega desganado. Si se hace el cojo, se hace el cojo.

Les falto ser más estrictos…
Los tiempos cambian, las libertades son distintas, todo se da según las circunstancias. Ahora es muy fácil porque tienes 14 jugadores de afuera que tienen una disciplina que la traen de allá. Si los tipos no se disciplinan los echan y chao pescado. Bielsa está aprovechando esta hornada.

¿Era muy difícil en su tiempo manejar a los jugadores?
Siempre es difícil. Lo que pasa es que en el Caracol hacían asados, salían algunos bastante puestos, a veces no podían ni manejar sus autos. Todas estas cosas las tiene que controlar el entrenador pero se iba para su casa y el asado continuaba. Si hay muchas cosas que uno no controla y que influyen.

De hecho en esa época Pedro González, luego de chocar curado, dijo: “tuve que tomar vino porque comí mucho cerdo”.
Hay otros que también chocaron, a algunos los tomaron presos y a otros le ponían la alcoholemia un poco más baja porque les tenían buena.

¿Quién les bajaba los puntos?
Las Fuerzas Armadas, Carabineros, Investigaciones, que tienen también sus clubes, quieren a sus jugadores y si pueden ayudarlos los ayudan. No sé. Tampoco estoy hablando de la alcoholemia hecha en el Instituto Médico legal.

Pero algo habrá usted hecho para evitar el carrete….
Es que no lo supe hasta después cuando dialicé a la esposa de una persona que trabajaba en el Caracol. Pero te voy a decir una cosa peor…

¿Qué?
Nosotros en el año 96, cuando estaba Russo, hicimos exámenes de pelo y seis jugadores de la U dieron doping positivo de cocaína. Hicimos la denuncia al directorio y a la ANFP. Si era una cosa terrible. Después averiguamos que en muchos clubes pasaba lo mismo. Incluso el jefe del OS-7 fue a hablar conmigo al hospital.

¿Y en qué quedaron?
Me dijo que nos iba a ayudar a identificar a quiénes abastecían todo esto. Le contesté que no había hecho la denuncia para la foto y me dijo que “no vaya a ser como el Congreso, que demostramos que se vendían como 15 kilos de cocaína y después no se supo quién compró”.

¿Y?
Bueno, le dije a los dirigentes de la ANFP que, para dar el ejemplo, deberíamos hacernos los exámenes de pelo. Todos. No sé si se lo habrán hecho. Un día le tiré una talla a Abumohor que no le gustó nadita, le dije que si se hacía el examen, tenía que ser con pelo de uno, no de peluquín.

¿Es que tampoco tiene mucho pelo?
Era una broma que tenía otro sentido. Le eché la talla nomás.

¿Y qué pasó con los jugadores?
Les pedí colaboración.

¿A quiénes?
Nunca lo he dicho, porque es parte del secreto médico.

Pero el caso de Galdames salió a la luz…
Lo dijo él, yo no. El asunto es que la gente del OS-7 encontró a los que vendían. Los mismos jugadores fueron en camionetas, anduvieron en distintas partes, y localizaron a sus dealers. Se siguió toda la cadena hasta que llegamos a una persona, que era una dama, que abastecía a varios jugadores y que llevaba la droga al club.

¿La llevaban directamente al Caracol?
A todas partes les llevaban los encargos. Pero llegado el momento, esta persona, que era casada con un jugador que era tan drogadicto que cayó al siquiátrico, ayudó mucho en esto.

¿Era un ex jugador?
Fue un seleccionado chileno antiguo. La señora después se arrancó a Perú, donde estaba su padre que era un general chileno. Por eso el asunto quedó ahí nomás.

¿Qué hizo con los jugadores?
Lo que hace un médico cuando tiene un enfermo: los tratamos a todos porque la drogadicción, como el alcoholismo, son enfermedades que afectan la salud mental.

¿Los califica derechamente como adictos?
Sí, porque no hay ningún drogadicto ocasional. Eso no existe.

¿Todavía va al estadio?
No, porque de ir me voy a sentar con Los de Abajo y sé que los chiquillos van a gritar contra Valdés y compañía y se va a armar la grande. Después van a decir que ando provocando estas cosas. No quiero que los muchachos se metan en problemas. Mejor, veo los partidos tranquilo en mi casa, viendo los goles repetidos y tomándome un café.

¿Todavía piensa que Montillo es un jugador del montón?
Sí, nosotros teníamos a Leo Rodríguez, reemplazante de Maradona, a Traverso, esos eran jugadores de élite y a éste jugador no lo conocían en Argentina. Ahora que se haya destapado es otra cosa, pero cuando lo trajeron era un jugador del montón, no era ningún crack argentino.

¿Qué le parece el equipo actual haya alcanzado las semifinales de la Copa Libertadores?
El entrenador ha conseguido buenos resultados con mucha suerte, porque tres o cuatro partidos los hemos empatado en el último minuto, por eso creo que no estamos para campeones. No tenemos equipo.

PIÑERA SOBREGIRADO

¿Qué le pareció la visita de Piñera a Juan Pinto Durán?
Yo no habría ido nunca, si ya sabía que nadie lo quería allá. Es como cuando te invitan a un cumpleaños y te dicen si quieres vienes. Pero como este señor anda en todas, maneja una grúa, vacuna, lo que es una irregularidad sanitaria porque tiene que estar preparado técnicamente. !Cortala, poh!…

A lo mejor es demasiado multifacético…
Bueno, ése es su juego…

Y eso de darse de “chistocito” y llamar a Bielsa “loco”…
Eso es un sobregiro, una falta de tino absoluto. No puede ser.

¿Y que haya dormido en una mediagua en la previa de un partido en Dichato?
Eso no tiene ninguna justificación, cómo va a ser posible. ¿Tú crees que porque el Presidente se va a una mediagua a dormir está con la gente pobre? Los principales millonarios de Estados Unidos están dando la mitad de su fortuna, antes de morirse, a distintas sociedades de beneficencia.

¿Le aconsejaría lo mismo a Piñera?
Claro, que donara la mitad de su fortuna antes de acostarse con la gente en las mediaguas. Le diría lo que me dijo una enferma: “doctor, usted sabía que los ataúdes no tienen caja de fondos”. Es mejor dar antes. Se lo digo de cristiano a cristiano. Qué va a hacer con tanta plata.

Sería una especie de Farkas…
Mejor que Farkas, porque Farkas da un poquito nomás. El asunto es que se vea una cosa real. Si la gente se da cuenta cuando las cosas son posturas. Si lo hace, se ganaría a medio Chile y la gente pensaría que está dando todo por su país.

Pero ni siquiera se ha desprendido de Chilevisión y para qué decir de Colo Colo.
Mira, uno puede cambiar de empleo, de esposa, de banco, de partido político pero nunca puedes cambiar del club que eres porque eso está incrustado adentro. El único que ha cambiado tres veces es el que tenemos de Presidente. De la Católica se paso al “Wander” cuando iba a senador por Valparaíso y, ahora, está en Colo Colo. Por eso digo que nosotros, los que llevamos la esencia de la universidad, no podemos aceptar que nuestra institución se haya vendido a la UDI, a la Universidad del Desarrollo.

Hace poco dijo que la “U” ya no existe…
Pero si el rector la vendió por 27 millones de pesos al año, más un porcentaje de utilidades. Eso es una miseria. Si es como venderle el Morro de Arica a los peruanos. Esa cuestión yo no la hago. Vendió su bandera, su identidad.

¿Qué piensa de José Yuraszeck, el mayor accionista de Azul-Azul?
Yuraszek es el presidente de la comisión política de la UDI y entró a la “U” para limpiar su imagen del Caso Chispas. Es un hombre que no va con los valores de la Universidad. Ellos pensaban que iban a ganar mucha plata. ¿Cuánto habría costado una campaña política sin que ellos hubieran tenido los clubes? Saca la cuenta. Es un negocio político, ni siquiera económico.

De hecho, usted vaticinó en el año 2003 que la “U” la iba a comprar gente de derecha…
Se lo dije al mismo presidente Lagos en el palco presidencial en un clásico con Colo Colo. Heraldo Muñoz me decía que estaba equivocado porque sólo iban a comprar el 49% de los clubes y el resto iba a quedar en manos de los socios. Mentira. Siete años después, Lagos me mandó a decir que tenía razón. Si no hay que olvidar que Piñera mandó el primer proyecto de sociedades anónimas en el fútbol cuando era senador.

¿Estaba todo cocinado?
Había que ser tonto para no darse cuenta de lo que venía. ¿Cuántos votos crees que agarró Piñera con los triunfos de Colo Colo? Si al fútbol lo están utilizando con fines políticos.

Hay quienes sostienen que las quiebras estaban arregladas…
Pero lógico. La ciudad deportiva se compró en 844 millones y estaba tasada por los bancos en 2 mil ochocientos millones. ¿A quién más, después de la “U”, le ha pedido la quiebra la Tesorería? Nómbrame una. Fue una maniobra.

¿Cree que Bachelet es la Presidenta que más hecho cosas por el fútbol?
Lo que pasa es que hay gente que cree que por hacer los estadios Bicentenario se fomenta el deporte en Chile. Cuento. Está bien que se hagan estadios, pero qué sacan si los colegios de las zonas más modestas no pueden ir porque sale muy caro arrendarlos y mantenerlos. La Concertación cometió muchos errores, incluso en el deporte, y lo digo pese que la presidenta Bachelet fue alumna mía en Nefrología para el año 73.

¿Cómo era en aquella época?
Inteligente, delgadita, estupenda y buenamoza pero muy revolucionaria.