Fue invitado a la exclusiva fiesta de fin de año que el gobierno organizó en Cerro Castillo. Aunque niega ser piñerista, defiende a la Alianza en todo lo que puede. En lo valórico es más abierto: está de acuerdo con el aborto terapéutico y con las uniones de hecho, pero no con el matrimonio homosexual. “¿Cuál es el objetivo de llamarlo matrimonio, si el matrimonio fue inventado para el hombre y la mujer?”, se pregunta.

¿Cómo llegaste a animar la fiesta de año nuevo del Gobierno en Cerro Castillo?

No estuve animando. La verdad es que fui invitado y fue un honor que me haya considerado el Presidente. Lo que pasó fue que se subió el Negro a hueviar con el micrófono y me dijo “Chechito, venga para acá, ayúdeme”. Y empecé y lo único que hice fue el conteo… “Faltan 10 minutos”… “Fuera las malas ondas de este año”. Fueron dos minutos que animé pero no iba invitado para animar. Fue espontáneo, agarré el micrófono y eso. Aparece como si yo hubiese ido a animar, pero no es tan así. A mí me invitó la hija, la Manena.

¿Y cómo estuvo la fiesta?

Fue bien relajada. Pensé que como era la casa del Presidente había que llegar hasta de corbata y cuando llegué allá era el más arreglado de todos. Es que no caché qué onda… Si te invitan a pasar el año nuevo a Cerro Castillo, te imaginai una cuestión más pomposa y la verdad es que fue muy relajado. Curiosamente lo pasé bien.

¿Harta comida?

Era un buffet. Conversé con todos los ministros, porque tenía un interés más periodístico de conocer cada uno de los planes y los temas de los que hablo todos los días en la radio. Aproveché también de saludar a los que no conocía y de reencontrarme con grandes amigos, como Felipe Larraín que era mi compañero, con Juan Andrés Fontaine, que era mi ayudante y con el ministro de Energía a quien le hice la primera clase en broma y le mandé a leer libros rarísimos. Además estaba Cristián Larroulet, que cuando fue presidente de la Feuc yo era el que le animaba todas las cuestiones en la universidad.

Por poco no fuiste ministro…

Por poquito no agarré un ministerio… pero conozco mucho ese círculo.

¿Qué piensas de ellos?

Tengo la mejor opinión. Siempre he creído que tener una clase política es necesaria, pero creo que también hay que escuchar a los técnicos. Cuando volví en la noche de la fiesta abrí mi computador y puse “ministros de Estado” para saber con quiénes había conversado y me di cuenta que el que menos tenía era máster en algo. Eso es un plus súper importante para un país. Son muy buenos técnicos y ya aprenderán de la parte política.

¿Cómo lo han hecho?

Bien, pero se han equivocado en comunicar. Ahí tiene una gran responsabilidad el Presidente porque es una persona que hace millones de cosas al mismo tiempo. ¡Está en todas! Lo ves en Europa y al otro día cortando una cinta en Santiago… es un Presidente súper activo. Entonces la posibilidad de que una persona, que está haciendo un millón de cosas, se equivoque es mucho mayor que la de uno que hace dos o tres. No podemos ir en contra de su ADN. El país desde ya se lo tiene que agradecer, si creó 300 mil empleos y no los 200 mil que había prometido. El miedo que tenía era que los cambios que tuviesen costos políticos altos no se iban a hacer, pero sí se hicieron.

¿Qué cambios?

La modernización del Estado y el cambio en la educación. Hay que sacrificar parte del capital político.

¿Realmente crees que se ha sacrificado el capital político? Uno siente que cada vez trata de sacarle más partido, como pasó con lo del papelito de los mineros.

Entrevisté al Presidente y fuera de micrófono le dije: “Sebastián, te la estás jugando por una cuestión donde todos los técnicos dicen que no hay posibilidades de encontrar a los mineros”. Él golpeó la mesa y dijo: “estoy seguro que están vivos”. Ese convencimiento lo llevó a poner todo el aparato del Estado. Tiene todo el derecho a llevarse todos los honores, porque gracias a él hoy tenemos 33 mineros vivos. A lo mejor yo no hubiese sacado tanto el papelito, pero esos son detalles.

Pero la encuesta CEP dice que la aprobación del gobierno va en picada y que la desaprobación sube como la espuma.

Es que popularidad no es lo mismo que calidad. Los números de la Michelle Bachelet son los más malos de todos los gobiernos de la Concertación y terminó con 84% de aprobación. Piñera tiene grandes problemas de credibilidad, por eso enganchó tanto la gente con lo de la ANFP. La mayoría cree que él tuvo algo que ver en la salida de Bielsa y hasta el momento no hay nadie que muestre las pruebas. Ahora, creo que él se lo buscó porque se demoró en vender las acciones de Colo Colo, pero también hay que ponerse en su pellejo, si es su plata. Es humano que se demore en vender y que busque el mejor momento. ¿Por qué una persona que viene del mundo de la empresa no puede ser Presidente si se ha ganado la plata honestamente?

El tema es que era dueño de las empresas y además Presidente.

Pero por qué nadie critica a Eduardo Frei. ¿Tú crees que hay mucha diferencia en que las platas se las maneje el hermano? ¿Tú crees que él no sabe dónde está puesta su plata? Esto es lo mismo que le pasó a Segovia: estaba inhabilitado, pero deberían haberse inhabilitado todos.

El tema también está en que no es que la gente esté en desacuerdo con lo que dice, sino que no le creen lo que dice.

Las encuestas son una foto y no dicen mucho, mañana da un bono, como el que dio la presidenta Bachelet, y puede subir 20 puntos en las encuestas.

¿Tú crees que este país es tan simple?

Obvio, absolutamente. ¿Qué fue lo que catapultó a la ex Presidenta en las encuestas? El bono de 40 lucas.

Piñera no tiene carisma como Bachelet.

Es que Bachelet era sólo eso, pero si me pones a elegir creo que la Presidenta ha sido la peor de todas. A los presidentes no hay que elegirlos por amorosos, sino que porque hagan cosas que le cambien la vida a los chilenos. ¿Qué estamos eligiendo: a una reina de belleza, al mejor compañero, o al mejor alumno del curso que arrastre a todos los demás para que sean aplicados?

¿Y Piñera sería el mejor alumno?

Sí, yo creo.

¿Y Michelle Bachelet?

La mejor compañera.

SOY INDEPENDIENTE

Laurence Golborne ha subido en las encuestas sin dar bonos. ¿Qué pasa en su caso?

¿Qué es lo que ha hecho Golborne para ser el político con más futuro? Estuvo en el caso de los mineros y fue bien evaluado por la población. Creo que tiene todos los atributos para ser Presidente, pero de ahí a que creamos… hay que esperar un poco. ¿Tú crees que fue Golborne quien decidió traer máquinas y expertos de Estados Unidos? No, fue el Presidente el que lo puso a cargo, mientras él hacía otras cosas. Pero la gente visualiza a Golborne como una persona cercana.

¿Te gusta él?

Hizo una buena labor, pero no lo conozco en otro campo. Él es un candidato como los otros cuatro: Joaquín Lavín, Alberto Espina, Andrés Allamand y Rodrigo Hinzpeter. A mí me gustan todos, porque no soy concertacionista y de aquí sale mi candidato. Yo defiendo la libertad y no pertenezco a ningún partido. No creo en el papá Estado que te dice dónde tienes que estudiar o cuánto vas a ganar. Al final unos pocos deciden tu vida. Yo creo en la libertad, en el emprendimiento, en las personas. Por eso es que este sector me representa más que la Concertación, pero soy independiente.

¿Por qué todos pensamos lo contrario?

Porque yo siempre he defendido el modelo económico que se instauró en Chile en el gobierno militar y que continuó con la Concertación. Yo soy ingeniero de la Católica, soy de los que inventaron el sistema. Pero eso no me hace una persona de derecha.

¿Al menos te consideras piñerista?

No, para nada. Piñera, por su capacidad y energía, le hace muy bien al país, pero le encuentro muchos defectos. Para mí el Presidente tiene que tener otras cosas de forma… Me gusta más el Presidente estadista y que golpea la mesa y no el que quiere quedar bien con todo el mundo.

DEBATE VALÓRICO

El modelo en algunas ocasiones no te da libertad para exigir derechos, porque simplemente no existen esos derechos. Por ejemplo, el matrimonio homosexual o el aborto terapéutico.

En esas cosas no estoy de acuerdo con la derecha. Encuentro que el proyecto de la Evelyn Matthei es perfecto. ¿Cómo a una mamá que sabe que va a tener un hijo muerto le vamos a negar la posibilidad de que se haga un aborto terapéutico? Si el tema es el aborto, bueno hablemos del aborto a secas, y después del aborto terapéutico. Estos temas normalmente comienzan así: “que la unión de la pareja de hecho…” ¡Hablemos del matrimonio homosexual! ¿Qué problema tenemos en hablarlo? ¿Estamos de acuerdo o no? En temas valóricos tengo más diferencias con la derecha que en lo económico.

Piñera trata de venderse más liberal pero no puede mucho.

No, lo que pasa es que a él lo acompaña una coalición que no puede pasar por altos todos sus principios, eso pese a que a Piñera lo ubico en temas valóricos más al lado de la Concertación que de la Alianza. Es que la UDI es un partido católico y la Iglesia Católica no te permite el uso del preservativo. O sea, de qué estamos hablando. Ahí se está mezclando la fe con la política pública y eso no hay que hacerlo.

¿Tú estás hoy por el aborto terapéutico?

Sí, pero revisado por tres médicos, para que no sea una trampa. Me parece lógico para que esto no se transforme en un aborto disfrazado. Y sobre el aborto a secas, veamos las ventajas y las desventajas de que como seres humanos nos apropiemos del derecho de la vida y la muerte. Estoy por privilegiar la vida porque hay otras opciones para una madre antes que quitarle la vida a un hijo. No me gustaría tomar la decisión de cortar una vida, porque es un asesinato, si matar a una guagüita que está en el vientre de una madre es un asesinato. Uno también podría decir: “tengo un niño que me da muchos problemas y no lo puedo mantener, tiene 2 años y me quiero deshacer de él”. Va a haber mucha gente que diría qué tiene de distinto. Es un tema complejo.

Es diferente un aborto de un feto que no ha nacido a matar a un niño.

¿Qué tiene de distinto? ¿Que está en el vientre y el otro no?

No, que el nacido tiene nombre, lo ves, compartes, y el que no ha nacido no está.

¿Pero tú crees que la madre no siente a ese hijo en el vientre?

Pero esa madre que quiere abortarlo también siente que no lo quiere tener.

Sí, pero es peligroso cuando los seres humanos pasamos a tener derechos sobre otras vidas. A levantar el dedo para que viva o muera.

¿Qué te pasa con la eutanasia?

Estoy dispuesto a conversarlo. Me complica menos que el aborto, porque siempre hay un consentimiento de parte del propio dueño de la vida: “si voy a estar conectado a una máquina ayúdenme a morir”. Pero alguien le preguntó al niño que van a abortar si quiere vivir o no.

¿Te complica que exista un matrimonio homosexual?

No me complica el tema del matrimonio homosexual, pero no sé si llamarlo “matrimonio” sea una necesidad o una provocación, porque creo que los problemas que tienen las parejas homosexuales no tienen que ver con que su unión se llame matrimonio. Ellos necesitan soluciones legales para no tener problemas de herencia y salud. Pero el nombre de matrimonio no me parece que sea una necesidad… no sé, el matrimonio está concebido para un hombre y una mujer.

Pero se puede modificar la ley: donde dice entre un hombre y una mujer puede decir entre dos personas.

Mira… a mí no me molesta que le llamen matrimonio, no me complica. Si se quieren casar, que se casen. Esto viene de una tradición porque el matrimonio lo hacía la Iglesia y es entre un hombre y una mujer con el fin de procrear, y estas cuestiones son rupturistas. ¿Cuál es el objetivo de llamarlo matrimonio si el matrimonio fue inventado para el hombre y la mujer? Que les generen una institucionalidad para ellos para solucionarles sus problemas.

Pero al hacer la diferencia estás discriminando.

Si tu pregunta es si estoy en contra de que se unan los homosexuales, te digo que no, que no estoy en contra. Si a mí me molesta que se llame matrimonio o de otra forma, me da lo mismo. Si me preguntas mi opinión sobre la lucha que están dando, creo que es más bien provocadora. Entiendo que durante mucho tiempo los homosexuales se hayan sentido discriminados y hasta el día de hoy hay gente que es homofóbica. Entiendo la motivación que tienen, pero hay mucho de provocación. Estás cuestiones de Love Parade donde se van besando y van con las cuestiones al aire es para provocar. A mí las locas no me gustan. Me gusta que el sexo sea parte del plano íntimo y me molestaría que tanto un hétero como un homosexual hicieran gala de su sexualidad en la calle.

EL NEGRO PIÑERA

¿Dónde conociste al Presidente?

Él es ingeniero comercial de la Católica y yo también. Además lo conozco porque era amigo del Negro. El Pepe, el hermano mayor, fue profesor mío en la Católica y Sebastián también. Su mamá me decía: “usted, mijito, que es más centrado, dígale al Negro que se baje de la moto que se va a matar”. Me llamaba para que controlara al Negro, pero ella no sabía que era incontrolable.

¿Pero el Negro le puede traer problemas al Presidente?

Es que hay un tema familiar súper potente y, es cierto, quizás lo mejor sería que el Negro se fuera a vivir a otro país mientras Sebastián es Presidente, pero eso no es razonable desde el punto de vista humano. Pero ponte tú, hoy el Negro anda con chofer porque no puede manejar. Yo conversé con él en la fiesta y está consciente que sus actos pueden salpicarle al Presidente y está cuidadoso.