Great Wall of Vagina Panel 1

Via http://fts-magazine.es

Los genitales femeninos han sido durante mucho tiempo una fuente de fascinación y en general de confusión. Hoy en día parece que la creación de imágenes de la vagina es el dominio exclusivo de la pornografía, de los artistas eróticos y de las feministas.

Changing female body image image through art

 

Este es el tema del artista británico Jamie McCartney, que ha cogió el toro por los cuernos para crear una escultura de pared monumental sobre el más íntimo de los lugares.

Finished sculpture 1

Ya ha pasado media década desde sus humildes comienzos, The Great Wall of Vagina  ha atraído a las mujeres de  diferentes rincones del mundo para contemplar esta gran obra de arte.

El políptico de nueve metros de largo consta de 400 moldes de yeso de las vulvas, todas ellas únicas, organizadas en diez paneles de gran tamaño. McCartney propuso hacer este proyecto tan amplio e exclusivo como fuese posible. El rango de edad de las mujeres es de 18 a 76 años. Incluidas las madres e hijas, las gemelas idénticas  y mujeres transexuales, así como una mujer pre y post natal y otra antes y un después de la labioplastia.

Finished sculpture 2

¡No es vulgar, es la vulva!” McCartney quiere que la gente se detenga a observar y escuchar. Se trata de captar la atención, utilizando el humor y el espectáculo, y luego educar a la gente acerca de que las mujeres realmente se vean como normales. Descrito como “los monólogos de la vagina de la escultura” esta obra está destinada a cambiar la vida de las mujeres, para siempre.

McCartney dice así:

“Para muchas mujeres su apariencia genital es una fuente de ansiedad y yo estaba en una posición única para hacer algo al respecto”.

Las vulvas y los labios son tan diferentes como las caras de muchas personas.. McCartney espera que esta escultura ayude a combatir el aumento exponencial, visto en los últimos años, de los cosméticos para cirugías labiales. Esta nueva moda para la creación de las ‘perfectas’ vaginas marca una tendencia preocupante para las futuras generaciones de mujeres.

La Gran Muralla de la vagina está muy lejos de la pornografía. No se trata de arte erótico. No se trata de excitación.

“Es hora de que nuestra sociedad crezca en torno a estos temas y estoy seguro de que el arte tiene un papel que desempeñar”.

Para realizar esta escultura utilizó el yeso que utilizan los dentistas para realizar los moldes de las dentaduras, un yeso totalmente natural y libre de peligros.

Casting process 2

Casting process 5

Casting process 8

Casting process 12

Os dejamos con un documental a cerca de la creación de estas esculturas: