Manifiesto de la ACES respecto del llamado a funar las elecciones municipales

A comienzos de este siglo, tras unas décadas de adormecimiento forzado, la juventud chilena, expresada en sus estudiantes secundarios, reinició el movimiento estudiantil. El año 2001, con el llamado “mochilazo”, la naciente ACES llamó a la movilización social, expresada en las masivas marchas que allí ocurrieron, las demandas, centradas en la tarifa del pase escolar, y que este fuera responsabilidad del Estado. De esta experiencia, los estudiantes comprendimos que la movilización era la manera de hacernos escuchar. En los años sucesivos se reprodujo la organización estudiantil, acompañada por una profundización de las demandas, esto, debido a que el diagnóstico respecto de la educación chilena iba dando cuenta que el problema no se situaba en la superficie de la cotidianidad, sino que tenía que ver con las raíces del sistema educacional, sembradas durante la dictadura. El año 2006 se produce la movilización estudiantil más poderosa en décadas, a través de las tomas de liceos, los secundarios dimos cuenta de la necesidad de transformar el sistema educacional desde sus bases. Las demandas ya no eran por la tarifa escolar, o por el precio del pase, sino que se exigió el fin de la LOCE (ley constitucional que regia todo el sistema educativo), el término del lucro en la educación y la desmunicipalización de los colegios. Una protesta masiva que terminó con la creación de un Consejo Asesor, donde expertos y estudiantes coincidimos en la necesidad de avanzar según las líneas propuestas por el movimiento. Los partidos políticos tradicionales consideraron que las conclusiones del Consejo Asesor afectaban los intereses de los más poderosos, ya que apuntaban a fortalecer la educación pública, en desmedro de la enseñanza privada, un tremendo negocio en el que están involucrados políticos de todos los sectores, además de la iglesia católica y empresarios varios que lucran con nuestros derechos. La Traición. Los partidos llegaron a un acuerdo a puertas cerradas, y en La Moneda todos juntos se tomaron de las manos y celebraron la creación de la Ley General de Educación, que remplazaba a la LOCE, pero que mantenía las bases del sistema.Los estudiantes nos dimos cuenta, nos habían traicionado. Años de movilización que no le importaron a quienes mandan en Chile… el desafío estaba instalado. Tras algunos años de reflujo y análisis, los estudiantes nos dimos cuenta de que aún a pesar de la traición de la clase política, no podíamos bajar los brazos ni la movilización. El año 2011 vuelven las protestas incluso de una forma mucho más potente. Pudimos ver nuestros liceos nuevamente en toma por casi 7 meses, con las mismas demandas del 2006, pero ahora con una consigna mucho mas profunda; “EDUCACIÓN GRATUITA PARA TODOS”, pero nuevamente, a pesar de la poderosa movilización, la institucionalidad, aparte de algunas reformas a la educación superior, no dió respuesta a las demandas estudiantiles. Ante este contexto nos vimos en la necesidad de elaborar una propuesta que representara como entendíamos un sistema justo e igualitario para el pueblo de Chile. Trabajo arduo de 6 meses que dio luz a la propuesta educacional de la ACES, centrada en; un sistema de educación estatal, gratuito, articulado, de excelencia y con control comunitario. El primer semestre del presente año entregamos la propuesta a las autoridades… junto a un emplazamiento: si no nos daban respuesta, los secundarios funaríamos las elecciones municipales. Esta propuesta hasta el día de hoy permanece en la oficina del ministro de Educación, por lo cual durante el mes de agosto los secundarios volvimos a las calles y a las tomas de nuestros liceos, pidiendo una inmediata respuesta. La clase política respondió con una reforma tributaria, a espaldas del movimiento, que no genera los recursos necesarios y que, además, fortalece la educación privada. Sumado a esta segunda traición, el Gobierno y el Congreso dieron cuenta de su nula voluntad de dar respuesta a nuestra propuesta. ¿Por qué funar las municipales? Este año las elecciones estarán marcadas por la implementación de la “inscripción automática y el voto voluntario”, con esta medida, esperan que los jóvenes nos incorporemos a la democracia que se traduce en emitir un voto cada cuatro años.Nosotros decimos NO. No validaremos un sistema institucional que lo único que ha hecho, desde los comienzos de este siglo, ha sido ignorar las demandas juveniles, intentar engañar a los estudiantes con reformas que en realidad no cambian nada. Lo único que han hecho ha sido maquillar un sistema que beneficia a sus mismas familias, a los mismos de siempre, no mejorando la calidad, ni la justicia, del sistema educativo.Los jóvenes secundarios de la ACES no caeremos en la trampa. NO LLAMAMOS.. A boicotear el proceso electoral, es decir, no privaremos al pueblo de su derecho a escoger, ni lo forzaremos a no votar, entendiendo que la libertad de las personas no puede ser anulada por más justas que sean las demandas.. A poner en riesgo la integridad física, es decir, propiciar acciones que nos pongan en peligro, entendiendo el estado de excepción y el control militar de los locales de votación, por tanto no llamamos a las tomas de los liceos que sirvan de locales de votación ESE DIA. SI LLAMAMOS.. A encarar a todos los candidatos. Todos y todas quienes quieran ocupar un cargo de representación popular, deben manifestarse respecto a las propuestas educacionales del movimiento estudiantil.. Llamamos a todos los ciudadanos a condicionar su voto, y a cobrarles a los partidos políticos su responsabilidad por el inmovilismo del sistema educativo, a pesar que la inmensa mayoría del pueblo chileno ha señalado, en el papel y en la Alameda, que es necesario transformarlo de raíz.Esta no será una elección más. Estas elecciones municipales estarán condicionadas por un tema de urgencia máxima… la transformación de las bases de la educación. El pueblo debe tomar la iniciativa. Las Asambleas. Los estudiantes llamamos a no quedarnos sólo en el reclamo. Hace más de un año señalamos la necesidad de fortalecer la organización estudiantil con la alianza con otros sectores del pueblo: pobladores, trabajadores, profesionales, y con todos quienes sufran la injusticia del actual modelo.Por ello, desde ahora, realizaremos asambleas territoriales en todo el país, la idea es ir creando el poder necesario para transformar el sistema que nos ignora, que no da respuesta a nuestras necesidades, las de la inmensa mayoría de la población. Esta democracia representativa no sirve para mejorar las condiciones de vida de todos, ni para expresar el sentir real del pueblo. Debemos profundizar la democracia.No esperaremos más, es el momento de organizarnos, como nos demuestra el movimiento estudiantil de la ultima década, y las crecientes movilizaciones sociales en regiones, que bajo el alero de la organización social, han logrado hacer escuchar su voz. Ahora con esa misma voz fuerte podremos cambiar el modelo injusto que nos impusieron en el pasado y construir un país más justo e igualitario para todos. Si no cambian la educación de Pinocho, funaremos el 28! ACES Chile. 28 de septiembre del año 2012
Comentarios
Sabía ud que... The Who compraba remedios en Dr. Simi, feel me, touch me. -------------------------------- Sabía ud que... Los transfóbicos odian el ajedrez porque el peón en la octava casilla se convierte en dama. -------------------------------- Sabía ud que... Cuando a las papas las vacunan las convierten en papas chip. -------------------------------- Sabía ud que... Los migrantes del mundo mágico conversaron con Kamala Harris Potter. -------------------------------- Sabía ud que... Paris y Daza hacen leseras porque la risa es la mejor medicina. --------------------------------