Harry Reems, la estrella masculina de la película pornográfica “Garganta Profunda”, de 1972, murió a la edad de 65 años. Su esposa, Jeanne Sterrett Reems, dijo que falleció en un hospital de Salt Lake City, en Utah, EE.UU., el martes.

Los médicos no han determinado la causa de la muerte, pero su esposa dijo que tenía múltiples problemas de salud, entre ellos cáncer de páncreas.

Garganta Profunda fue el primer film “porno” ampliamente visto en el cine y se estima que recaudó US$600 millones.

La película, protagonizada por Linda Lovelace como paciente de Reems, llevó a un público de clase media al cine y se convirtió en un precursor de la actual industria de entretenimiento adulto. Pero causó tal indignación que Reems fue declarado culpable de obscenidad.

El actor recibió el apoyo de celebridades como Jack Nicholson y Warren Beatty y la condena fue anulada finalmente.

Su muerte ocurre pocos meses antes del estreno de “Lovelace”, una película biográfica protagonizada por Amanda Seyfried como Lovelace y por Adam Brody como Reems, que vuelve la vista hacia uno de los actores porno más activos de la década de 1970.

Su nombre real era Herbert Streicher. Nació en una familia judía de Brooklyn, en Nueva York, y se unió al Cuerpo de Marines al terminar el colegio.