Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

3 de Abril de 2013

La puesta en escena de Bachelet en su primer diálogo ciudadano en Conchalí

Sin saber hasta minutos antes de la presencia de la ex Presidenta, los dirigentes sociales de Conchalí que se reunieron con Michelle Bachelet capearon el frío del lunes comentándole desde sus problemas más domésticos y hasta las aspiraciones que quieren lograr en un eventual segundo gobierno de la ex ONU Mujeres, la que anotó todo y dejó una imagen de matea entre los vecinos conchalinos.

Por

Apenas salió de su casa en la Villa Hogar Propio de Conchalí a las 09:45 de este lunes, René Troncoso se dio cuenta de lo que venía. Con una invitación vía telefónica personal e intransferible recibida el día anterior y el inusual cerco de los Carabineros de la 5ª comisaría a media cuadra de la sede vecinal a la que se dirigía, a los pocos pasos se percató que iba a ser parte de una reunión con alguien más importante que el alcalde Carlos Sotolichio. Y al llegar a la sede lo confirmó.

Don René, presidente de la junta de vecinos nº6 de Conchalí fue uno de los elegidos para mantener una reunión que sería el primer acto de campaña desde el arribo y posterior anuncio de Michelle Bachelet de emprender la carrera presidencial para volver a La Moneda el 2014.

Una cita que tenía por fin ser una conversación espontánea y sin mayor preparación para los representantes de una veintena de organizaciones sociales conchalinas, quienes tuvieron una conversación fluida y sin tapujos a pesar de no saber a lo que se enfrentarían hasta pocos minutos antes de la llegada de la ex Presidenta.

Conversación íntima

Con un café acompañado de galletas y queques, uno a uno los dirigentes se fueron enterando al llegar a la sede de la unidad vecinal Arturo Prat Chacón, que a la reunión a la que los convocaron desde la municipalidad la noche anterior vendría la ex directora de ONU Mujeres.

Alrededor de las 10:15 de la mañana, los poco más de veinte dirigentes pasaron al salón más grande de la sede vecinal a sentarse en una ronda de sillas. Ahí esperaron hasta que entrara la señora Loreto, presidenta de la junta de vecinos dueña de casa, a la ex Mandataria y al alcalde de Conchalí.

Con este último como moderador de la conversación y Bachelet anotando todo con un lápiz bic en su libreta de notas, uno a uno los dirigentes le comentaron sus inquietudes locales a la precandidata. “Una conversación muy íntima”, según una de las dirigentes, que igual comentó que se sintieron “como si fuéramos visita” durante la jornada.

De la atención en los Cesfam (Centros de Salud Familiar), el cierre de jardines, liceos y el lucro en la educación y hasta de los problemas que trae un sitio eriazo a tres cuadras de la sede donde “cogotean y se drogan como quieren”.

“Cada uno habló del tema que más le preocupaba. Salud, delincuencia, educación y los bonos prometidos que nunca llegaron fueron los que temas que más se repitieron. En términos coloquiales, donde más le apretaba a uno el juanete, como se dice”, señala René Troncoso.

Mientras tanto, Bachelet tomó apuntes todo el tiempo y explicó cada vez que fue requerida su postura frente a casi todos los temas. Cuando le hablaron de educación y el lucro, explicó que ella había mandado un proyecto que finalmente rechazó la derecha en el Congreso. Por eso, según varios de los presentes, destacó que junto con su candidatura necesitaba un parlamento para llevar adelante su agenda.

Lo mismo destacó cuando un dirigente de un club comunal le habló del deporte y una representante de adultos mayores le recordó la promesa del AFP Estatal. “Nos dijo que eso también lo presentó en su gobierno y no pudo sacarlo adelante”, comenta la dirigente.

Matea

Así transcurrieron más de dos horas y media de conversación, en los que los dirigentes intervinieron 27 veces y escucharon de primera fuente lo que pretende la precandidata. Bajo ese ordenado cronograma, la actividad se desarrolló sin interrupciones mientras afuera de la sede los vecinos que se enteraban de la presencia de la ex Presidenta comenzaban a reunirse a pesar del impensado frío mañanero.

Terminada la reunión, los saludos y una foto para inmortalizar el momento, los dirigentes pasaron a la primera sala donde estuvieron para el discurso de Bachelet y su primera promesa de campaña. Antes de eso, el alcalde Sotolichio le regaló un arreglo floral que incluía liliums, rosas naranjas y margaritas a la ex Presidenta y tras la cita, las felicitaciones y apretones de mano se multiplicaron entre el equipo municipal y los presentes.

Mientras ellos comentaban la cita y destacaban lo “dije” y “matea” que era la ex Mandataria al haber estado anotando todo lo que dijeron durante la reunión, la precandidata PS-PPD saludaba a las vecinas que en masa la abrazaban y agradecían lo que hizo durante su gestión y la decisión de volver a representarlos.

“Yo entré a mirar de puro sapa y me hicieron pasar para sentarme junto a otras dos señoras, por mi bastón. Ahí pude verla hablando y después me acerqué y la abracé y le di un beso. Le di las gracias por el bono (sic) que ahora me llega y ella fue muy simpática”, dice la señora Anita, vecina del pasaje contiguo a la sede.

El único problema que advirtió la señora Anita, que salió sin calcetines para alcanzar a tomar un buen puesto, y el de otras vecinas de la misma villa es que los periodistas se portaron mal y “arrasaron con todas” cuando la ex Presidenta se acercó a saludar a los transeúntes.

“Un vecino incluso casi se agarra a combos con un periodista porque no respetaban nada y puro pegaban empujones”, dice la señora Irene, la última vecina en saludarla antes que la pre candidata se subiera a la camioneta de vidrios polarizados que la sacó sin responder preguntas del sector.

Notas relacionadas