Cinco personas pertenecientes a una de las tantas Maras, deciden abandonar la ciudad por la persecución policial en su contra. A punto de tomar el tren que los llevará a la frontera, su líder es arrestado y los otros cuatro, sin ningún plan secundario, llegan a un poblado cercano a solicitar la ayuda a la tía de uno de ellos. La afable y tierna señora en realidad es quien dirige el tráfico de drogas en el populoso barrio, les brinda protección y organiza una fiesta esa misma noche ya que al día siguiente un conocido de ella los llevará al otro lado de la frontera. Pero al amanecer, la mujer aparece asesinada y no dudan en culpar a los forasteros que deberán huir presurosos e intentar salir con vida del laberíntico barrio.



MÁS VIDEOS DE THC AQUÍ