Sin aceptar preguntas el ex técnico de Colo Colo, Gustavo Benítez, dio una breve conferencia de prensa para despedirse del club albo, ocasión en la que recurrió a una frase más que conocida en el fútbol nacional.

“Se me viene a la memoria una última frase del que fue seleccionador de Chile, Xavier Azkargorta. ‘Muerto el perro, se acaba la rabia’, gracias a todos”, dijo el paraguayo según consigna Emol.

Con un tono incluso más melancólico que el habitual, el entrenado reconoció su “fracaso en la Sudamericana y en la Copa Chile”, planteando que en esta oportunidad “me ha tocado a mí ser devorado por este monstruo que es Colo Colo”.

Asimismo, Benítez se disculpó por el mal rendimiento de su plantel.

“Le pido perdón a todos los colocolinos por no haberles dado alegrías como entrenador de este equipo. Me hubiera gustado volver a salir campeón con Colo Colo, pero sólo Dios sabe por qué pasan las cosas”, concluyó emocionado.