Vía de10

Las redes sociales pueden ser plataformas de gran ayuda para nuestra vida diaria, sin embargo, y pese a muchas opiniones, también pueden ser muy contraproducentes para nosotros mismos.

Actualmente son cada vez más las empresas que buscan revisar las redes sociales de todos aquellos candidatos a ocupar algún puesto en ella para saber si son o no aptos; y eso no es todo, pues para los que después de tanto buscar un empleo, ya lo consiguieron, también pueden ser un factor para quedarse sin trabajo.

¿Alguna vez las redes sociales te han provocado un conflicto laboral?


1. Es normal que todos tengamos problemas en la oficina, pero evita escribir de ellos en Twitter, también omite los comentarios sobre clientes o compañeros de trabajo.


2. Si pediste permiso para no ir a trabajar “porque tu abuelita se enfermó”, es mejor que olvides las publicaciones de lo que en realidad estás haciendo.


3. Existen personas que de plano no soportan a su jefe, pero te aseguro que tuitear sobre estos sentimientos no te llevará más que a decirle adiós a tu trabajo.


4. Nunca es buena idea tuitear durante los horarios de trabajo, ya que puede tomarse como una distracción o falta de interés.


5. Olvida también escribir tuits con tendencias racistas, religiosas o políticas que puedan ofender a alguien.


6. Publicar información personal e íntima puede ser muy contraproducente para ti.


7. Las publicaciones con contenido sexual o morboso tampoco ayudan mucho.

Sigue leyendo haciendo click aquí.