Los cuatro carabineros imputados en Arica por su presunta participación en una red de corrupción y narcotráfico serán defendidos por el exfiscal Alejandro Peña.

Peña, quien estuvo a cargo del Caso Bombas, aseguró que no hablará sobre el caso “hasta conocer en plenitud”, según informa ADN.

Los uniformados, identificados como V.R.H., mayor de Carabineros, L.V.S., capitán y N.G.S., sargento, se encuentran detenidos, mientras que el sargento de iniciales F.V.F. fue liberado luego de su formalización.

Los carabineros implicados fueron dados de baja, además de anunciarse una querella de parte del Gobierno contra todos los que resulten responsables.