velasco A1

Si habrá un costo político a la imagen de Andrés Velasco a futuro, sobretodo pensando en que nuevamente se lance a una carrera presidencial es algo que el tiempo dirá, pero algunos analistas ya abordaron el tema, luego de que el economista volviera a Chile tras el procedimiento que decretó la fiscalía ayer en su hogar, que por coincidencia era la dirección que figuraba de su sociedad relacionada Cactus.

Según el diario oficial Cactus Consultores SpA, registra dicha dirección, constató ayer este medio.

Para el sociólogo Eugenio Tironi, cita La Segunda, la investigación está en curso, recién empezando, y es muy prematuro sacar conclusiones, y crucificar a algunas personas como Velasco.

“Sería injusto centrar los fuegos y buscar chivos expiatorios”, dice.

Max Colodro dice que el allanamiento le puede jugar en contra al oficialismo, pues puede dar la idea de una persecución política.

Agrega que eso podría victimizar la figura de Velasco.

Ahora, es claro en criticar la forma en cómo el ex ministro abordó el tema, pues -señala- dejó que la atención se centrara en su persona por su silencio.

De todos, cree que su opción como candidatura de izquierda se desvanece tras vérsele relacionado con un grupo económico asociado a la UDI, ya sea a través de financiamiento o pago por asesorías.

El consultor Camilo Feres, dice que el asunto lo deja magullado, ya que hizo de las acusaciones de malas prácticas su razón de ser y “esto lo golpea como a cualquier predicador que lo pillan diciendo lo contrario a lo que dice y hace”.

Finalmente el profesor de Comunicaciones de la UC, Patricio Dussaillant, comparte la tesis de Colodro en el sentido de que la estrategia del silencio fue errada, y al igual que Feres cree que el impacto puede pasar por ser asociado a eventuales malas prácticas, luego de que esa denuncia fuera su caballo de batalla.