Ernesto Silva

Lejos de apagarse está el fuego que se encendió por el caso Yate. Pese a las explicaciones que entregó el viernes pasado el canciller Heraldo Muñoz desde Nueva York, la derecha, principalmente la UDI, sigue con su ofensiva, que fue como la luz al final del túnel tras los últimos antecedentes del caso Penta.

Esta semana presentarían la querella por el caso Fraude la FUT, para de esa forma hacerse parte del proceso y tener acceso a la carpeta.

Según consigna este lunes La Tercera, la medida, se concretaría entre hoy y mañana.

Además de tratar de seguir abriendo la herida del caso Yate, la intención manifiesta de la UDI es apuntar a otros eventos igual de polémicos que el caso encabezó en su momento el canciller Muñoz, en septiembre de 2013 en Nueva Yoork, cuando ejercía como subsecretario general del PNUD.

El vespertino señala que a juicio de la oposición, podrían existir infracciones a la ley electoral.

Cabe recordar que el viernes pasado las diputadas del gremialismo, María José Hoffman y Andrea Molina presentaron un oficio en la Cancillería para que se aclarar el asunto.

Parafraseando a The Clini Online, Hoffmann dijo que “los cantinfleos que hemos visto el día de ayer entre que habían y no habían extranjeros, creemos que tienen que aclararse con la máxima de la seriedad y ojalá en las próximas horas, porque el gobierno ha dado una respuesta bastante general”.

En entrevista con La Segunda, publicada el viernes pasado, el diputado y jefe de bancada, Felipe Ward, aseguró que la UDOI no busca un empate, ni busca una salida política al asunto. De hecho, adelantó que tienen antecedentes que harán llegar a la justicia acerca de que habría exisitido una red internacional irregular tras las platas que se recaudaron para Michelle Bachelet en la última campaña presidencial.

Según publica este lunes La Tercera, Ward enviará una carta a la Cepal pidiendo que el organismo precise cuáles eran las funciones de Muñoz en el PNUD.

El Mercurio dice este lunes que para la ministra secretaria general de la Presidencia, Mónica Rincón, la versión que entregó el viernes pasado el canciller Heraldo Muñoz es la versión oficial del ejecutivo y que cualquier duda que haya quedado dando vueltas por el aire deberá ser zanjada por la justicia.

Este lunes, en Nueva York, Bachelet encabezará la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, y versiones de prensa indican que antes del asunto se encontró con el canciller Muñoz, y que el saludo fue bastante normal.

La inconsistencia que en un primer momento mostró el canciller, tras la publicación de The Clinic que dio cuenta de cómo operó la recaudación de platas de Bachelet en el extranjero, provocó una fuerte molestia en el Ejecutivo tras lo cual, y después de llamadas desde Interior y del propio gabinete de la Mandataria, redundó en la declaración que Muñoz leyó en Nueva York.

“Respecto al evento de recaudación de fondos realizado el año 2013 en Nueva York quisiera manifestar lo siguiente: No hubo aportes extranjeros y todos ellos se realizaron por los mecanismos que establece la ley, se trató de una actividad abierta y transparente”, dijo.

“En concreto, fue un cóctel en una embarcación al que fueron invitados alrededor de 40 personas, de las cuales asistieron menos de 20″, detalló.

Muñoz afirmó que “los que contribuyeron fueron un número reducidos de compatriotas residentes en Nueva York” y que “los montos de los aportes fueron muy inferiores a lo que se ha señalado en algunos medios”.

Otro punto al que se refirió Muñoz fue la supuesta incompatibilidad de su actuar por el hecho de en ese entonces ser funcionario ONU.

“En aquella ocasión, informé a mis superiores de Naciones Unidas sobre este encuentro. No hubo incompatibilidad entre esa actividad y mis labores en la organización. Por último, me siento orgulloso de haber aportado y apoyado, desde la distancia, la campaña presidencial de la forma como lo permite la ley y ejerciendo mi legítimo derecho ciudadano”, termina diciendo el canciller.