Peñailillo Walker Nuñez A1

Bien entrada la noche de este domingo, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, señaló al término del cónclave del Gobierno con la Nueva Mayoría que “no habrá marcha atrás en los cambios que el país necesita”.

En referencia directa al programa de reformas prometidos por el Gobierno, Peñailillo leyó una declaración sobre los acuerdos alcanzados, partiendo por el respaldo de los ministros y de la Nueva Mayoría a la Presidenta Michelle Bachelet “en su condición de jefa de Estado, de gobierno y líder de nuestro conglomerado”, según consignó el portal Emol.

“Su liderazgo es fundamental en el momento que vivimos, para avanzar con sentido de país en una nueva institucionalidad sobre probidad y transparencia como también en el avance del programa de gobierno”, dijo el jefe de Gabinete.

El ministro además reafirmó el compromiso de avanzar en el programa de gobierno y las reformas priorizadas para este 2015. “No habrá marcha atrás en los cambios que el país necesita para avanzar en un desarrollo inclusivo. El impulso transformador está plenamente vigente”, señaló, agregando que entre las prioridades están la reactivación económica y el crecimiento del país, el avance en la salud pública, la lucha contra la delincuencia y por la seguridad, el transporte público y la reconstrucción en el norte y Valparaíso.

De esta forma, la agenda legislativa acordada quedó integrada por 22 leyes que deberán estar aprobadas al 31 de agosto, entre las que destacan la reforma laboral, la carrera profesional docente, las leyes de descentralización, la agenda de seguridad ciudadana y la Ley Ricarte Soto.

“Estamos muy conscientes de que vivimos un momento político muy complejo por los temas de probidad y transparencia y la relación entre la política y los negocios”, respaldando el trabajo de la Fiscalía, los tribunales, el Servicio de Impuestos Internos y el Congreso.

“No respaldaremos ninguna iniciativa que importe la impunidad sobre los hechos que se investigan”, y señaló que se impulsará una “reforma política profunda sobre probidad y transparencia orientada a recuperar la confianza de la ciudadanía en las instituciones”.

Finalmente, sin mencionar la posibilidad de adelantar elecciones que algunas figuras de la Concertación han mencionado, dijo que “no nos apartaremos del mandato institucional y del mandato ciudadano que recibimos en los tiempos establecidos por la Constitución para legislar”.