Vidal A1

Arturo Vidal afirmó hoy que la Copa América que empieza este jueves es una “revancha” del Mundial de Brasil, donde jugó a medio gas por una operación de rodilla.

“Es una revancha para mí porque al Mundial no pude llegar al cien por cien y ahora estoy al cien por cien. Hablando con mis compañeros y sintiendo el ambiente, creo que estamos todos con la misma idea de lograr algo importante”, dijo Vidal en una conferencia de prensa en el Estadio Nacional de Santiago, donde mañana Chile debutará frente a Ecuador.

El jugador del Juventus italiano aseguró que atraviesa por uno de los mejores momentos de su carrera como futbolista y espera certificarlo en esta Copa América.

“Llegar de esta forma a la selección, en un momento como el que estoy viviendo, es ideal para mí. En el Mundial pude ayudar al grupo de otra forma, pero ahora estoy en plena forma y lo voy a demostrar en la cancha”, sostuvo.

A nivel de grupo, el volante consideró que la Roja ha tenido una gran evolución desde la última Copa América, que se disputó en 2011, y fue tajante al afirmar que la selección chilena se encuentra en el “momento preciso” para lograr un título importante.

Vidal señaló que la presión que se respira en el entorno de la Roja no ha calado al vestuario, donde más que nervios hay “ganas de jugar y ansiedad por entrar a la cancha y demostrar que somos un equipo fuerte”.

El centrocampista reiteró, como ya hizo en el Mundial de Brasil, su convencimiento de que esta generación es la mejor de la historia del fútbol chileno, aunque debe dejar como legado un triunfo en un torneo internacional.

Vidal admitió que quedó “un poco triste” después de perder la final de la Liga de Campeones frente al Barcelona el sábado pasado y que ha comentado el partido con su compañero Claudio Bravo, arquero del club catalán, aunque ahora es el momento de “luchas juntos” en la selección.