cespedes economia A1

Tras la resolución del tribunal que absolvió a los 10 ejecutivos acusados por el caso de la colusión de las farmacias, el gobierno salió a advertir que hoy más que nunca se hace necesario reforzar la institucionalidad para combatir este tipo de situaciones.

“Nos parece que conductas tan graves y tan nocivas como la colusión deben ser sancionadas criminalmente. El desenlace de este caso refuerza la necesidad de mejorar las herramientas para combatir la colusión, que es la más grave de las conductas contra la libre competencia. No sólo porque afecta la economía, sino porque puede causar también un perjuicio directo a los ciudadanos”, afirmó el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.

El titular de la cartera de Economía destacó además que la iniciativa en trámite establece nuevas y más eficaces herramientas para combatir este tipo de prácticas.

Al respecto, adelantó que uno de los aspectos que van a dar una señal potente es la criminalización de estos casos, recoge La Tercera.

“La sociedad chilena ha tomado conciencia del inmenso daño que la colusión causa a los consumidores y a la confianza de los ciudadanos en el mercado y en las instituciones. No tiene justificación que otras conductas que tienen un impacto social y económico menor sí estén tipificadas como delitos, pero que la colusión no lo sea, y eso es lo que estamos corrigiendo. Al tipificar la colusión como una conducta criminal, que es lo que estamos haciendo en el proyecto de ley, estamos dando una señal firme y clara para proteger la confianza de nuestros ciudadanos en los mercados e incentivar una competencia basada en la innovación y en el mérito”, agregó.

Esta mañana, en fallo divido, el cuarto tribunal oral en lo Penal determinó dejar libre de cargos a los 10 ejecutivos involucrados en el caso que se conoció en 2008 cuando la Fiscalía Nacional Económica (FNE) acusó a las cadenas Fasa, Cruz Verde y Salcobrand de coludirse para fijar los precios de un grupo de 220 medicamentos.

La resolución contó con el voto en contra del magistrado José Flores, quien argumentó que la fiscalía sí acreditó la adulteración de los precios de los medicamentos.

Según la resolución, las pruebas rendidas por el fiscal Jaime Retamal no lograron acreditar los hechos que sustentaban la acusación fiscal.

Los 10 imputados que fueron absueltos son Sergio Purcell y Ricardo Ewertz (ex Fasa); Ricardo Valdivia y Cristián Catalán (relacionados en el caso por Cruz Verde), y Roberto Belloni, Ramón Avila, Claudia Carmona, Judith Carreño y Mehilin Velásquez (Salcobrand), además del ex gerente general de Laboratorio Medipharm, Mario Zemelman.