bomba A1
Imagen de referencia

La madrugada de este jueves, a eso de las 3:30 am, un artefacto explosivo detonó cerca de la Escuela de Suboficiales de Gendarmería en la comuna de San Bernardo. Durante las horas siguientes Carabineros detuvo a dos supuestos implicados, que por meses, fueron investigados por otros incidentes con explosivos.

Según publica La Tercera, los dos jóvenes fueron formalizados en el 11 Juzgado de Garantía de Santiago. Uno, por cuatro delitos, entre ellos el bombazo, la tenencia de 692 gramos de pólvora y un ataque frustrado a la 12 Comisaría. El otro, fue imputado por el ataque a la unidad policial. Ambos, quedaron en prisión preventiva.

El joven de 18 años con las iniciales K. G. fue detenido mientras andaba en bicicleta por las cercanías del recinto atacado. Un rato después, el joven de 22 años de iniciales J. G. fue arrestado en Vitacura. Alumno de sicología de la Universidad de Humanismo Cristiano, es hijo de un gerente de una concesionaria automotriz. Los investigadores indagan su rol como supuesto financista para crear artefactos explosivos.

Según Daniel Tapia, director de Investigación Criminal de Carabineros, los detenidos integraban una “organización que tiene una tendencia anarquista insurreccional, y por tanto, estaba siendo monitoreada”.

La detención de los jóvenes engrosa la lista de cinco arrestos realizados por Carabineros desde el atentado al Subcentro de Las Condes, en Estación Escuela Militar, el 8 de septiembre de 2014.