sexo naturaleza

¿Qué mejor manera de conectarse con la tierra que a través del sexo?

Esa es la audaz pregunta que un grupo de “eco-sexuals” se hace desde Australia. De acuerdo con Ecosexuality, sitio web donde el movimiento pareciera haberse originado, la definición de los participantes del peculiar movimiento vendría siendo algo así como “alguien que encuentra a la naturaleza sensual y atractiva”.

Según los comentarios que se leen en el blog de la página web, algunos eco-sexuals se involucrarían en actos sexuales con objetos de la naturaleza, mientras que otros solo mantendrían íntima conexión a través de caricias y besos.

“Si aprendemos del amor a la tierra, tal vez podemos salvarla” dijo uno de los representantes del movimiento a El Ciudadano. La intención tras todo esto es lograr que las personas logren preocuparse genuinamente por el planeta, experimentando una nueva forma de hacerlo: la sensual.

Los hechos descritos se orientan al “sexo meditativo” para encontrarse con la naturaleza, y no se acercan al tipo de Cincuenta Sombras de Grey. Hay actos íntimos, pero no relaciones sexuales con penetración misma como única manera.

El movimiento “Ecosex” ha tomado forma en internet, donde hay ya varios sitios web dedicados a éste y que proclaman como interés último derribar la imagen de la “madre Tierra” para reemplazarla por la de “amante Tierra”.