Así son los desenfrenados carretes sexuales organizados por WhatsApp: "Por todos lados se escuchan gemidos"

Así son los desenfrenados carretes sexuales organizados por WhatsApp: “Por todos lados se escuchan gemidos”

“Para las ocho de la noche el calor y la humedad se condensaban en el techo de la piscina. En el segundo piso todos tenían sexo en el mismo cuarto. Había una cama y colchones en el piso. Por todos lados se escuchaban gemidos, chillidos ahogados y música a todo volumen. Todos estábamos sudando: pieles brillantes y cabelleras húmedas. Un tipo en bóxer, que ya no podía hablar debido al alcohol, me pidió que le tomara una foto besándose con dos chicas. No paraba de reír y ellas lo acariciaban. En el piso de arriba los demás cogían. A veces bajaban tipos medio desnudos por más condones y todo mundo aplaudía”.

El sitio Vice.com dejó la grande este miércoles tras publicar la historia del "Geisha", un joven que tuvo la gran ocurrencia de crear grupos de WhatsApp para armar los mejores carretes hot de la Ciudad de México entre adultos pudientes y escorts que prendían el ambiente a los pocos segundos de llegar. Ya en los primeros párrafos de su reportaje, el sitio antes mencionado describe en parte lo que al interior de estas fiestas sucede: "Dos chicas dieron inicio formalmente a la fiesta privada: descendieron del segundo piso del cuarto de hotel y cambiaron la música. Vestían encaje negro y traían un dildo entre las manos. Intercambiaron miradas y sonrisas y se besaron. Con aplausos y gritos, los invitados las animaron a seguir haciéndolo. Bajo la ropa, una de ellas metió los dedos en la vagina de su pareja mientras la otra chica acariciaba sus senos. Se desnudaron y poco a poco se escucharon gemidos cortos. Tomaron una silla y, a un lado de la alberca, una de las chicas le dio sexo oral a su pareja. "¡Dale más rico, mami! ¡Así!", gritaban sus compañeras —escorts también— que desde la parte de atrás se movían al ritmo de la música. Después la penetró con el dildo lubricado. La chica que estaba sentada no podía más y, sonrojada, volteó a vernos, se mordió los labios y sonrió débilmente. Rompieron en carcajadas". Para asistir a este tipo de carretes-orgías, primero se debe formar parte del selecto grupo de integrantes del grupo de WhatsApp SOPOR-T 2.0, primer grupo extendido del llamado SOPOR-T, los cuales son administrados y liderados por el "Geisha". Al entrar a este grupo de WhatsApp, se exponen claramente los requisitos para mantenerte en él y no ser expulsado de una: "Lee con atención cada una de las reglas, si tienes dudas, pregunta, si cometes una falta de respeto a los miembros del grupo se te eliminará. NO HAY REINGRESOS". Cuando pidas información de un servicio con las chicas sé respetuoso y cordial, buenos días, buenas tardes o buenas noches, gracias, por favor; la educación cuenta, ellas también la tienen con cada uno de ustedes. No se permiten groserías ni faltas de respeto entre los miembros de este grupo, somos gente adulta y educada, por respeto a la vida privada de todos los miembros no se hace ningún tipo de comentario antes de las 8AM y después de las 6PM. Antes de compartir cualquier información avisar a la administración. Si estás de acuerdo en respetar cada una de las reglas, no me queda más que darte la bienvenida, y si NO pues muchas gracias y una disculpa por hacerles perder su valioso tiempo... Si te interesa manda una foto de tu credencial de elector, esto sólo para comprobar la mayoría de edad para que se te agregue. De igual manera si vemos que robas información para hacer mal uso, se te expondrá en las redes sociales para que ninguna chica del medio te dé servicio". Pues bien, el periodista de Vice que se interiorizó en este reportaje contó que a las 8 en punto de la mañana, el grupo cobraba vida y comenzaban a compartirse todo tipo de imágenes subidas de tonos con mujeres en pelotas, en lencería, videos bailando, etcétera, todo esto calentando el ambiente de las fiestas. Hay otros grupos entre clientes en los que se pasan el datito sobre cómo lo pasaron con distintas escorts en encuentros más personales. Otros grupos de WhatsApp están compuestos por escorts que describen a los clientes y cuentan si fueron respetuosos o cayeron en faltas de distinto tipo. Sobre la vida del "Geisha" se puede decir que es un joven de 29 años, tiene otra pega en paralelo a estos grupos por internet. Hijo de madre soltera, recuerda que "fui un desmadre. Me gustaban los eventos de los sonideros, andar en ambientes masivos, me gustaba pelearme y hacer cosas que a muchas personas les da miedo. Soy una persona que no le tiene miedo a nada". Añadió que "me gusta tener nuevas ideas, compañerismo, unión. Cuando empecé mi desmadre de porro, lo más chingón que me pasó fue que, al llegar a una fiesta, todos se te quedan viendo, te respetan. Cuando mueves gente, de verdad sientes que 'sí, a huevo, soy aquel y sí, conózcanme porque si no, les rompo su puta madre'". Al ser consultado por su apodo del Geisha, contestó que surgió cuando en su adolescencia anduvo con tres pololas al mismo tiempo: "Me gustó esa adrenalina de andar con varias chicas a la vez y uno de mis compañeros me dijo: 'Güey, eres una pinche geisha, ¡andas con un chingo a la vez y no te cachan!', de ahí salió mi apodo". Relata además, en otros pasajes, que comenzó a visitar a damas de compañía cuando era muy chico, gracias a un tío con el que trabajaba. Después comenzó a ir sólo por el gusto que le agarró al cuento. "El impulso de contratar a alguien que te gusta, pero no conoces, fue lo que me orilló a pagar por sexo. Muchas veces como hombres nos sentimos menos, decimos: 'Nunca voy a tener a una chica así en mi cama'. Luego la contratas y piensas: 'A huevo, me chingué a una vieja que parece una modelo'". "Mi primera vez con una chica escort, con un 'servicio', fue genial. La chica me dijo que me instalara en un hotel y me pidió que le mandara el número de la habitación. Recuerdo que estaba muy serio, tímido, mojigato, si tú quieres, pero me instalé. Mis nervios estaban al cien, estaba sudando, nunca había estado con una chica a la que le tuviera que pagar por sexo, pero me llamaba la atención la adrenalina que sentí al contratar a una de estas chicas. Llegó, me presenté, aún tímido, comenzamos a platicar, a conocernos un poco para llegar al acto, y hablando con ella todo eso se me olvidó. Después de que todo pasó hasta nos hicimos amigos", enfatizó. Sobre el origen de estos carretes non stop, el Geisha aseguró que "las fiestas se me ocurrieron cuando una de ellas me pidió ayuda porque no tenía dinero y su hijo tenía necesidades médicas. Yo le ayudé organizando uno de estos eventos". Los clientes, dice, "es gente seria, pudiente y respetuosa. Si estás adentro es porque conoces el medio". El gran elemento que cautiva a los cientes de estos grupos y fiestas organizadas por WhatsApp, es que las mujeres les mandan fotos muy normales y sin arreglos en Photoshop, con el fin de evitar así falsas expectativas. El Geisha comenta: "Güey, métete a Twitter y todo está lleno de morras falsas. Algunas, de las más costosas que he contratado, hasta tienen tatuajes y en las fotos salen sin nada. Les alisan mucho la piel con Photoshop; parecen de plástico. A veces son morenitas y en las fotos salen güeras. Te haces a la idea de una chica que no es y cuando llegan al hotel no son lo que esperabas. A veces no sólo buscan a las más bonitas o a las más buenotas. Lo que buscan es algo real, una chica que podría ser su vecina o compañera de trabajo". Los carretes desatados El reportero de Vice asistió a una de estas fiestas movidas por el Geisha y relató lo que se encontró. Fue citado a un hotel la raja donde todos los clientes que llegaron tuvieron que depositar el 50% de las lucas que costó el servicio. Al llegar pagaban la otra parte. Pues bien, el servicio contaba con poder meterse con todas las chicas del carrete, además del consumo de copete, comidas, condones, etcétera. Había una piscina llena de mujeres en pelotas que invitaban a unirse a la diversión. "Dos horas después había más invitados y más chicas. El ambiente cambió y la fiesta empezaba a animarse. Yo esperaba a que me dieran la señal para comenzar a tomar fotos. Las chicas estaban en traje de baño, algunas desnudas y los hombres se paseaban en shorts o boxers. Mi señal para comenzar a tomar fotos llegó con el inicio de unas dinámicas improvisadas. La única petición fue que en las imágenes no se notaran los rostros de los asistentes. Añadió el periodista en su relato que "para las ocho de la noche el calor y la humedad se condensaban en el techo de la piscina. En el segundo piso todos tenían sexo en el mismo cuarto. Había una cama y colchones en el piso. Por todos lados se escuchaban gemidos, chillidos ahogados y música a todo volumen. Todos estábamos sudando: pieles brillantes y cabelleras húmedas. Un tipo en bóxer, que ya no podía hablar debido al alcohol, me pidió que le tomara una foto besándose con dos chicas. No paraba de reír y ellas lo acariciaban. En el piso de arriba los demás cogían. A veces bajaban tipos medio desnudos por más condones y todo mundo aplaudía". "Aquí observas el comportamiento pasional de una mujer que, o puede tomarte el cigarro de la boca, o hasta acariciarte los huevos. Te permite tocarla, comparte sonrisas, brinda por lo que pasará y con miradas juguetonas te lleva a donde ella quiere que estés. Son sombras las que podemos ver, son cuerpos, sexo y gemidos. Cuando estás cogiendo escuchas a otras chicas y el placer que te producen es el verdadero origen de lo que buscas: saber que alguien más te está escuchando, saber que con dinero puedes hacer lo que quieras con ellas", afirmó un miembro del carrete, al mismo tiempo que aseguró que "en estas fiestas ingresas a un mundo que jamás imaginaste que existía. No importa tu físico, quién seas o a qué te dediques, ellas siempre te hacen sentir importante". Para ver las fotografías tomadas en uno de estos carretes por WhatsApp, pincha acá (créditos Vice.com).
Comentarios
Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. --------------------------------