A propósito de que hablar de plata es de mal gusto, de que entre ayer y hoy muchos rasgan vestiduras por el PS, de que Piñera declara ante el Servel un patrimonio que sólo alcanza el 20% de lo que le atribuye Forbes (600 millones de dólares versus 2.700 millones de la misma moneda), La Segunda cuenta en un artículo que publica en su edición de este viernes, basándose en Forbes, cómo ha mutado la fortuna del exmandatario, hoy candidato nuevamente por la derecha.

En el año 2007; es decir, una década atrás, Piñera -según Forbes- tenía una billetera de 1.200 millones de dólares y a nivel global se ubicaba como el millonario número 799.  Un año después, en 2008, la fortuna crecía en 100 millones, pero Piñera perdía posiciones entre los magnates y bajaba al casillero 897.

El periodo siguiente, el año en que se presenta por segunda oportunidad como candidato presidencial (2005 perdió ante Bachelet), se produce un quiebre en la curva y la riqueza de Piñera cae a 1.000 millones; es decir ,trescientos millones de dólares menos.

Así como en ese último ranking, el siguiente, el de 2010, cuando asume la Presidencia de Chile, la curva se va a las pailas y la fortuna se duplica. Pasa de 1.000 a 2.200 millones.

Desde entonces y hasta la fecha, el patrimonio de Piñera no vuelve a caer y se mueve entre los 2.400 y los 2.500 millones de dólares, eso hasta los 2.700 millones que le apunta la publicación este año.

Para hacerse una idea de cómo se elabora el ranking, consigna el vespertino, lo que hace Forbes es analizar los activos de cada magnate. Revisa las sociedades que cotizan en bolsa, con todo lo que esto implica, y cuando no, cuando no hay información pública disponible, se compara con otras sociedad abiertas similares, y además se valorizan inmuebles, tierras, hasta aviones. Por último, tras revisar la prensa especializada de cada país, se construye una hipótesis sobre el monto de la riqueza y luego se llama al millonario en cuestión para confirmarla.