Raspado de la olla: Justicia aprueba desafuero de Iván Moreira en el marco del caso Penta

Ahora es la Suprema la que debe confirmar la resolución. Fiscalía pedirá arraigo para el parlamentario.

Por 22 votos contra 7, la Corte de Apelaciones de Santiago aprobó el desafuero del senador de la UDI, Iván Moreira, investigado en los casos de financiamiento irregular de la política vinculados a la empresa Penta.

Tras la resolución del tribunal de alzada, los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena anunciaron que pedirán la medida de arraigo nacional para el parlamentario.

Moreira había sido formalizado en 2015 por el presunto delito de facilitación de boletas ideológicamente falsas, pero había quedado sin cautelares a razón del fuero. Ahora será la Corte Suprema la que debe ratificar la decisión de la Corte de Apelaciones.

“Yo a Hugo Bravo le dije finánciame gente para mi campaña o gastos electorales. Hugo Bravo me dijo que la única forma para ayudarme para mis gastos electorales es que yo le envíe boletas de honorario de personas que trabajen conmigo para poder financiar mis gastos electorales de esa primera etapa”, dijo Moreira para explicar los hechos en una entrevista que concedió a T13 en 2015.

“Yo no conseguí boletas de honorario para respaldar el aporte económico que me hizo Hugo Bravo. Aquí no hay boletas fantasmas, lo que hay son boletas de personas reales que trabajaron activamente en mi campaña desde las primarias hasta la elección en Los Lagos, recursos con los que estas personas pagaron diversos gastos electorales propio de una campaña política”, justificó además en dicha oportunidad.

El exdiputado también habló de la relación con los fundadores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, y manifestó que “al sr Carlos Lavín no lo conozco. A Carlos Délano lo conozco, es un militante histórico de la UDI, pero yo siento desde mi perspectiva que quien me ayudó a mí fue Hugo Bravo. De hecho el día de mi reunión no pasé a saludarlo. Yo no le pedí plata a Carlos Délano”.

El primer trimestre de 2015 Moreira ofreció un recordado punto de prensa a modo de mea culpa, en el que dijo que “frente al enorme desafío que suponía mi campaña debí conseguir recursos tal como lo permite la ley y lo hacen todos los candidatos que no contamos con patrimonio personal” y que “sin embargo, quiero reconocer mediante este acto público que el mecanismo utilizado para tales efectos fue irregular, pues se realizó a través de boletas de honorarios a terceros, pero, y en esto quiero ser muy enfático, todas ellas son personas que efectivamente trabajaron activa y comprometidamente en mi campaña y por quienes siento una enorme gratitud”.

Pasadas las semanas, y tras declarar ante la Fiscalía, el senador por Los Lagos, cambió el tono y aseveró que “he venido aquí a defender una verdad jurídica, y puedo asegurar que no he cometido ningún delito”.

Cabe recordar que en medio de la investigación se filtraron los correos en los que Moreira solicitaba apoyo a Hugo Bravo, el fallecido ex gerente de Penta. En uno de éstos es que apareció el mítico relato: “Tú crees que se pueda un raspado de la olla para los últimos 100 m de campaña?”.

“¿Me tienes castigado, Hugo?”: Los reveladores correos electrónicos en que Moreira le pide plata a Penta – The Clinic Online

Del registro de los computadores requisados por la Fiscalía se podrían desprender infracciones a la ley electoral y delitos tributarios, dado que los dineros para la campaña fueron entregados, -mediante el “dueño de la chequera” de Penta, Hugo Bravo-, con boletas emitidas por cercanos al senador UDI.

Comentarios