“Lamentamos haber incluido la participación de Pablo Oporto en nuestro programa Aquí está Chile, creyendo en la veracidad de su testimonio”.

Así comienza la declaración pública con que Chilevisión se excusa por la participación en unos de sus programas de quien resultara ser un falso justiciero, persona que además debatió sobre delincuencia con Beatriz Sánchez a través de crudos testimonios que no eran ciertos, tal como reveló un reportaje de revista Sábado.

El canal privado además se disculpa con la periodista por el hecho en que se vio envuelta frente a las cámaras y ante todo Chile.

“Pedimos disculpas a la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, por haberla expuesto a una interacción con una persona cuya historia se funda en hechos falsos.También pedimos disculpas a nuestra periodista Mónica Rincón, ya que nuestros conductores no participan en la selección de los casos que elegimos para cubrir las áreas temáticas en cada programa”.

En el texto que se conoce la noche de este sábado, Chilevisión  admite asimismo el error de no haber chequeado el relato de Oporto. “Nos equivocamos al no confirmar por cuenta propia las declaraciones de Pablo Oporto en diversos medios de comunicación, desde 2013, incluyendo el propio Chilevisión. Por ello, asumimos nuestra responsabilidad y ofrecemos disculpas a la ciudadanía”, dicen.

“Queremos ser enfáticos en señalar que esta equivocación se originó en una falla en nuestros procesos y en ningún caso obedece a una actuación de mala fe”, subrayan.

“Esta vez nos ha tocado estar en la incómoda posición de quienes se equivocan, pero confiamos en que reconocerlo y actuar en consecuencia para fortalecer nuestra labor, será un resultado beneficioso tanto para nosotros como medio de comunicación como para la sociedad,  agregan.

Para cerrar, la red televisiva sostiene que reafirma su “compromiso y entusiasmo con la realización del programa Aquí está Chile, cuya contribución es hacer posible un diálogo horizontal entre la ciudadanía y quienes aspiran a representarla”.