La ministra vocera de Gobierno, Paula Narváez, anunció querella contra todos quienes resulten responsables de las muertes de 16 pacientes que estaban dentro de listas de espera GES en el Hospital de Rancagua.

Junto con calificar como “gravísimos” los hechos, la secretaria de Estado aseguró que el gobierno “intensificará” todas las medidas que estén en sus manos por la vía judicial.

Añadió que “cualquier situación que afecte a la salud de las personas o que ponga en riesgo su adecuada atención médica, en cualquier contexto, nos parece absolutamente condenable y de la mayor gravedad”.

A renglón seguido explicó que “por esa razón, independientemente de los procedimientos y de los procesos administrativos que está llevando adelante el Ministerio de Salud a raíz de los hechos que están siendo investigados en el Hospital regional de Rancagua, el gobierno de Chile ha tomado la decisión de querellarse en contra de quienes resulten responsables de estos hechos. Este es un tema que está siendo objeto de investigaciones administrativas por parte del servicios de salud respectivo, y también de penales por parte del Ministerio Público”.

“Esperamos que estos hechos sean esclarecidos y que se establezcan las responsabilidades y las sanciones que correspondan de acuerdo a nuestra normativa legal vigente”, precisó Narváez.

Según consigna La Tercera, por este caso la Fiscalía ordenó en noviembre pasado la incautación de las fichas médicas del recinto de salud y todo lo referido a esta lista de espera.