Un grave perjuicio al patrimonio se produjo este domingo luego que se denunciara que la escultura de bronce Ícaro y Dédalo resultó con una fisura.

Según una nota de ADN Radio, las primeras informaciones apuntan a un camión que trabajaba para la Fórmula E, el que habría pasado a llevar la escultura, situación que no ha sido confirmada por las autoridades.

El noticiario Teletrece también consignó que el director del Museo de Bellas Artes, Roberto Farriol, declaró que uno de los representantes de la Fórmula E llegó al lugar.

Farriol dijo que al ver las cámaras se pudo observar que “una máquina enorme” provocó el daño y “deducimos que esa es la máquina que impacta”.

El alto cargo del museo señaló que la restauración podría tener un costo cercano a los 100 mil dólares.