Pegging y la reivindicación del ano en el placer masculino: "ha sido una zona que ha estado vedada culturalmente"

Pegging y la reivindicación del ano en el placer masculino: “ha sido una zona que ha estado vedada culturalmente”

A propósito de esta tendencia sexual, el experto Christian Thomas afirma que hoy las parejas empiezan a dejar atrás los tabúes “y las personas intercambian, por decirlo de alguna manera, una comunicación con el ano. Se miran el ano, se tocan el ano, se besan el ano como se besan los genitales, como se besan la boca. Entonces todo el cuerpo empieza a aparecer como una zona que es cable de placer”.

Pegging (también conocida como Bend over boyfriend) es una de las prácticas sexuales de moda junto con el Sounding. En simple, consiste en el cambio de roles en una relación hétero. Lo más habitual es que la mujer tome así la posición de penetrador. Para ello, por lo general, se usan dildos. Para saber más de este tendencia que comienza a abrirse camino en Chile es que conversamos con el experto en sexualidad y director de Centro de Estudios de la Sexualidad-Chile, Christian Thomas. El Pegging "consiste básicamente en la penetración por parte de la mujer hacia el hombre. Esto se hace, habitualmente, a través del uso de un consolador, puede ser con los dedos, a pesar de que no se le llama Pegging a eso, pero lo habitual es que sea a través del uso de un consolador que está en una correa como si fuera un pene, una mujer con pene", dice Thomas. El experto cuenta que en Chile es más o menos nuevo y que emerge "como parte de las fantasías que han ido apareciendo en las terapias de parejas que tenemos". En general -agrega-  hay "dos tipos de parejas; una que son las parejas que están buscando innovar, conocer, hacer un refresh de las actividades sexuales que tienen, y otras que son las parejas que tienen  una tendencia un poquito más sadomasoquista". Según Christian Thomas, el Pegging "no tiene porque ser doloroso, requiere una técnica específica, no es llegar y penetrar, requiere, estimular, dilatar adecuadamente". Al respecto, sobre la dilatación, explica que "el ano da muchisimo, tanto, que puede incluso, en algunas condiciones bien específicas, penetrarse hasta con varios dedos o una mano. El ano es un esfínter que tiene esa característica de ser muy ductil, muy flexible, y puede permitir la penetración de dedos u objetos, en este caso el consolador". ¿Cómo es este proceso de dilatación? -En lo básico es dilatar el esfínter usando ojalá algún tipo de lubricante que facilite la penetración, primero con un dedo, muy suavemente, luego se va introduciendo un segundo dedo y haciendo movimientos de tipo circular. Lo más importante para la dilatación es que los movimientos sean circulares y no movimientos de adelante hacia atrás, penetrativos, sino que más bien circular. Consultado sobre si para un hombre hétero pudiera ser más placentero que penetrar, responde que "el ano ha sido una zona que ha estado vedada culturalmente. El ano es una zona que tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Es una zona que ya freud  la describió como una de las zonas erógenas y por lo tanto una zona muy cargada, extremadamente cargada de significados sexuales (...) pero lo que pasa que el ano y el recto ha estado excluido de la sociedad, por ser una zona sucia, contaminada con deposiciones. Pero en la medida que la cultura ha cambiado, ha podido incluir la zona anal. Se encuentra entonces con una zona extremadamente placentera tanto para hombres como para mujeres". Sobre el porqué de estar relegado, excluido del placer, dice que "fundamentalmente el psicoanálisis en eso tuvo una influencia muy negativa en el sentido de colocarla como una de las zonas que estaban expuestas a la represión, a la censura, a la censura moral, y por lo tanto era una zona que había que sacar de la actividad común y corriente o diaria de las personas, y entonces dejarla restituida solamente en una zona de intimidad y privacidad muy personal. Pero hoy día esas condiciones han cambiado, las personas intercambian, por decirlo de alguna manera, una comunicación con el ano. Se miran el ano, se tocan el ano, se besan el ano como se besan los genitales, como se besan la boca.  Entonces todo el cuerpo empieza a aparecer como una zona que es cable de placer y que puede recibir al mismo tiempo placer. El ano forma parte de eso,  y en lo hombres ha estado excluida más que en las mujeres por una razón culturalmente atroz y muy tendenciosa. Se ha relacionado el ano en los hombres con conductas homosexuales y eso no tiene nada que ver. El que un hombre tenga actividades anales no lo hace homosexual ni por cercanía. Es una zona de placer de hombre". Según Thomas, en Chile quienes más se están atreviendo a abordar este tipo de exploraciones son "parejas que tienen menos de 40 años y especialmente las parejas más jóvenes".-"En las generaciones mas jóvenes hay una liberación de ciertas zonas", sostiene.  
Comentarios
Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. --------------------------------