El gobierno decidió recular la compra de un automóvil Lexis LS500h de 70 millones de pesos que estaba pensado para el traslado de Sebastián Piñera. La infromación se conoció a través de el diario El Mercurio, donde el Ejecutivo declaró que “el Presidente de la República instruyó que su auto particular, y que actualmente ocupa para trasladarse, sea entregado como comodato gratuito a la Dirección Administrativa del Palacio de la Moneda, para que se cumpla con toda la normativa que requiere un vehículo para ser utilizado por el Presidente de la República”.

Esto tras la información que circuló en distintos medios y redes sociales sobre la compra del lujoso automóvil, que le costó duras críticas al mandatario por ir en contra su “plan de austeridad”.

Según el escrito, de todas formas “el automóvil que utilizaba para los traslados presidenciales la anterior administración comenzó a presentar reiteradas fallas, por lo que se estableció que no cumplía con las especificaciones de seguridad mínimas para el traslado del Presidente de la República”.