-Cristóbal, ¿qué pasó ese noche?

Me compré una cerveza en la barra de la pista electrónica de Blondie y me quedé un rato mirando al infinito. De repente la persona al lado mío sacó un arma de su entrepierna. Así de la nada. La gente que estaba alrededor se alejó pero yo me quedé paralizado. Fue un momento surreal en donde creía que no era verdad. El hombre estaba enojado y le puso la pistola en la cabeza al barman. Alguien de al lado se movió y él la apuntó. Yo no sabía qué hacer, si corría me podía disparar y si me quedaba ahí podía ser peor. De un segundo a otro pensé: Cagué, esto es como lo de Orlando. De repente el barman intentó quitarle la pistola. Ahí reaccioné y le agarré la mano para que deje de apuntar al barman. Él me pegó con el arma en la ceja y me hizo un corte. Finalmente él terminó siendo reducido por mí y otra persona. Yo no veía mucho porque estaba lleno de sangre. De repente el tipo se fue corriendo y me quedé con el barman.

-¿Qué pasó después?

Lo que me molestó es que nadie se acercó a ofrecerme ayuda. Caminé al baño ensangrentado para limpiarme y todos me miraban de lejos. Después vi que agarraron al tipo y se lo llevaron esposado. Después conversamos con el barman: ¿Qué chucha pasó? El barman me agradeció por salvarle la vida. Me contó que el tipo se enojó de la nada y sacó el arma. Nunca supimos por qué.

-¿Qué hizo Blondie al respecto?

Nada. Empecé a dimensionar lo que había pasado e hice un posteo en mi facebook aún en shock. La gente empezó a compartirlo y a comentarlo en las redes de Blondie.  Al final trataron de bajarle el perfil borrando comentarios y los flyers de la fiesta. Por twitter reconocieron que sucedió pero que era un “hecho aislado” y que el arma era de fogueo. No sé si el arma era realmente a fogueo, pero alguien entró un arma, apuntó al barman y me rompió la ceja.Lo que más me da rabia es que siento que a través de las redes sociales intentaron dejarme en ridículo en vez de hacerse cargo. Al final me escribió mucha gente contando sus experiencias y muchas me dijeron que hace como seis meses una persona sacó una pistola en el pasillo para entrar a Blondie y disparó. Tal vez esto no fue un hecho aislado. No lo sé.

-¿Qué crees que debería haber hecho Blondie?

Lo peor es que en ese momento no había ningún guardia y demoraron mucho en llegar. Deben mejorar la seguridad y no subestimar al público. Blondie es una discoteca masiva en donde van muchos gays. Los guardias y las discotecas gays no entienden que esos lugares son un blanco de ataques homofóbicos porque ahí es el único lugar en donde nos juntamos siempre. Debería haber un cuidado especial.

-¿Cuál crees que es la importancia de que se sepa esto?

No es netamente atacar a Blondie porque esto es un ejemplo de la poca seguridad que hay en discotecas gays y no sólo dentro de ellas, en todas hay personas fuera esperando para asaltar y nadie nos ayuda. No existe una preocupación real. ¿Hasta qué punto estoy seguro? ¿Si en Blondie entró una persona un arma qué puedo esperar del resto?

-Aparte la gente que va a la fiesta tiene que saber porque todos debemos estar alerta y aprender a exigir seguridad…

Claro, con esto me di cuenta que cualquier día a cualquier disco puede llegar una persona enferma y nos mata a todos. Si alguien quisiera, podría.

Desde Blondie reconocen el hecho

Desde Blondie, consultados por The Clinic, reconocen el hecho y aclaran que “la situación ocurrió el sábado 13 de julio en un evento externo. No fue en la pista central ni nada por el estilo, fue en un salón para 50 personas que tenemos”, dice Ariel Nuñez, productor general de Blondie.

El encargado de los eventos en la discoteca explica que inmediatamente luego que el hombre sacó el arma y fue detectado por los guardias del centro de entretenimiento, se activó el protocolo de seguridad y concurrieron los 13 guardias que componen el personal.

“Hubo un forcejeo con dos clientes cuando este sujeto sacó el arma de fogeo, pero en Blondie no se percutó ningún tiro, por eso no emitimos comunicado ni nada por el estilo. Y este tipo, tenía el arma en sus genitales”, cuenta Nuñez.

Además, reconoce que están pensando en implementar detector de metales al ingreso del público. “Es una lata tener que recurrir a eso, pero estos hechos nos hacen ponernos en alerta. Presentamos una demanda a esta persona y nos dimos cuenta que ya tenía antecedentes”, cierra el productor de Blondie.