Trabajadores de la comida rápida en crisis, Parte I: El caso de Starbucks y Burger King

Trabajadores de la comida rápida en crisis, Parte I: El caso de Starbucks y Burger King

A sólo 24 horas de que Piñera promulgara la llamada Ley de Protección de Empleo, la empresa Alsea le notificó a más de 4 mil trabajadores que sus contratos serían suspendidos por el tiempo que dure la alerta sanitaria del Covid-19. La firma mexicana, que controla a Starbucks y Burger King, entre otras, se defiende diciendo que “la industria de restaurantes está siendo profundamente afectada” por la pandemia. Desde los sindicatos, advierten que no descartan acudir a la justicia.

Alrededor del mediodía del viernes 3 de abril, un correo electrónico confirmó lo que temían los cerca de 1.600 baristas y supervisores de la cadena Starbucks en Chile.

Dicho mail, al que tuvo acceso The Clinic, figuraba firmado por Santiago Farinati, country manager de la empresa operadora de restaurantes de origen mexicano Alsea, y en él se confirmaban lo que hasta entonces sólo circulaba como rumor entre los trabajadores: a partir de ese día, los contratos quedaban suspendidos.

La noticia llegó hasta The New York Times que se hizo eco de la información, ya que dicha medida obliga a recurrir al seguro de cesantía a casi cuatro mil trabajadores repartidos entre los locales Starbucks, la cadena de hamburguesas Burger King, de comida china PF Chang’s y de productos texano-mexicanos Chili’s, amparándose en la denominada Ley de Protección de Empleo, que había sido promulgada por el Presidente Sebastián Piñera, hacía menos de 24 horas.

De hecho, la rápida decisión de la firma se ejecutó incluso antes de la publicación de la ley en el diario oficial -lo que ocurrió finalmente el pasado 6 de abril- y a la resolución que detalla “la zona o territorio afectado” por las medidas sanitarias del Covid-19 de la Subsecretaría de Hacienda, material que permite determinar qué empresas se pueden acoger a la ley. Dicha norma, se conoció recién el miércoles 8.

Al ser consultados sobre la premura en tomar la decisión, desde Alsea declinaron dar detalles

“UNA HORA DE SUELDO VALE MENOS QUE EL CAFÉ MÁS BARATO”

Al ser consultado sobre el escenario que viven, Andrés Giordano, presidente del sindicato de Starbucks, explica que “una hora de nuestro trabajo vale menos que el café más barato que vende la empresa, que es un expresso. La mayoría de los trabajadores gana el sueldo mínimo o algo muy cercano”.

“La empresa es una multinacional que tiene cuantiosas utilidades año a año. Nosotros somos los que menos ganamos, los que nos llevamos la porción más pequeña y además tenemos que pagar el costo de esta crisis”, se lamenta.

Andrés Giordano, presidente del sindicato Starbucks

Consultados al respecto por The Clinic, desde Alsea aseguran que “la industria de restaurantes está siendo profundamente afectada y que, sin duda, esta crisis nos ha golpeado de manera profunda. Todo esto nos ha obligado a revisar minuciosamente nuestros planes financieros y a abocarnos a dar continuidad a nuestra operación, a través de distintas medidas de ahorros y restricciones presupuestarias”.

Sin embargo, Giordano apunta a que, según el sindicato, no hay justificación para que la compañía recurra a una ley que “está pensada para empresas que no tienen ni las espaldas, ni el tamaño ni el acceso al capital financiero que sí tienen las multinacionales”. Además, subraya que dicha decisión “agrava la crisis sanitaria y la convierte en una crisis laboral, socioeconómica y humana” y no descartan llevar la decisión ante la justicia. 

EL CASO DE BURGER KING

La situación de Burger King, también bajo el alero de Alsea, no es distinta al de Starbucks. Al igual que esta última, debieron recurrir al reparto a domicilio en varios de sus locales, mientras que las medidas sanitarias los obligaron a mantener cerradas sus sucursales. Sin embargo, en su caso, la medida solo se mantuvo hasta que el país ingresó a la Fase 4 del Covid-19.

Desde el lado de los trabajadores, lamentan que esa decisión no haya pasado por un acuerdo entre ellos y la compañía. “No sabíamos nada de lo que iba a hacer la empresa”, afirma Kelly Cerda, presidenta del sindicato de Burger King. Sobre este punto, desde la firma mexicana explicaron que dicha medida se aplicó para todas sus marcas “sin distinción”.

Para Cerda, la situación de los trabajadores es muy compleja. “Hay mucha ansiedad, mucho estrés. Muchos de ellos dependen del sueldo para cubrir sus necesidades básicas. Hay personas que viven sólo del sueldo de Burger King. Además, no todos van a poder acceder al seguro de cesantía. Es mi caso: yo no tengo más de 200 mil pesos en el seguro”, relata la dirigenta.

Desde Alsea aseguran que su principal objetivo ahora es “garantizar que todos nuestros colaboradores sigan contando con su fuente laboral intacta” y agregan que van a cumplir con las obligaciones que les exige la ley: pago de cotizaciones y obligaciones previsiones. Aseguran que durante abril, y para todas sus marcas, agregarán un pago extra de un 10% del sueldo base e incluirán una gratificación a cada trabajador. Con esto pretenden garantizar, al menos, el pago de un 80% de la remuneración original.

Comentarios
Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. --------------------------------