El verdadero regalón de Bielsa

El verdadero regalón de Bielsa

Agencia Uno

Marcelo Bielsa no celebra, no suele hacerlo. Al menos cuando estuvo en la selección chilena no mostró esa faceta. Hubo solo un día en que esa frialdad del argentino se desplomó. La persona que provocó ese gran momento fue Matías Fernández, para muchos el regalón del loco cuando estaba en la roja. Un jugador que a sus 33 años es elogiado por varios y que con el argentino jugó el mundial de Sudáfrica 2010 y 15 de los 18 duelos eliminatorios. En todos fue titular, independiente de si era sustituido. El Mati era el preferido del DT, esos jugadores que uno ve que le gustan y que terminan siendo la columna vertebral de tus jugadas, esos tipos que siguen al pié de la letra lo que tú les pides, independiente de si funciona o no. El 14 es ese tipo de pieza en los esquemas… Elegido como el mejor de América el año 2006 al ex Villareal nunca se le ha conocido algún problema fuera de la cancha, ninguno de sus compañeros ha dicho algo negativo de él, al contrario, solo hay buenas palabras para matigol. Con ese jugador se encontró Marcelo Bielsa, con un tipo correcto, que estaba ya jugando en Europa,  que necesitaba demostrar la promesa que siempre fue y que no había logrado explotar.

Ese 10 de Septiembre del 2009, Chile derrotó a Colombia por 4 a 0. El regalón de Bielsa terminó anotando el último tanto a los 71 minutos de juego. Una genialidad y un tremendo pase de Arturo Vidal terminaron en un misíl de Fernández que el arquero rival no pudo contener. El país entero celebraba y el entrenador se volvía loco. Entre tanta gente, tanto grito, tanta alegría una cámara logró captar la celebración del técnico que no es como la de cualquier DT (Bielsa no es cualquier técnico) No corrió, no abrazó a otro de sus dirigidos, a un ayudante, a su mano derecha. No… Solo movió su brazo derecho al aire con euforia en dos ocasiones para luego volver a su actitud de siempre, serio, concentrado. En la cancha… bueno… ahí estaba ese jugador que tantas alegrías le dio a los seguidores de Colo Colo, ésta vez festejando con una camiseta roja, feliz, a estadio lleno, demostrando un poco de sus habilidades. Terminado el partido el loco habló de su jugador preferido. Solo buenos comentarios para el volante que lo hizo reír, emocionarse con una selección “Me alegro por Matías, es un buen jugador y lo merecía” fueron las palabras del DT. Para Rodrigo Sepúlveda, conductor de Meganoticias la relación entre el técnico y Matigol era especial “Yo hice toda la campaña para el mundial, entera, y una de las cosas que más me llamaba la atención era la gran admiración que tenía Marcelo Bielsa por Matías Fernández. Él lo consideraba una muy buena persona, un muy buen ser humano. Era un volante muy distinto al resto. Bielsa necesitaba un volante con explosión, un volante con marca, con llegada, un volante mixto, pero que fuera 10 también. En Matías Fernández él encontraba todas esas cualidades. Siempre le gustó su físico, su fondo, su entrega, lo encontraba un jugador sobresaliente. Yo llegué a entender que su equipo partía casi con Matías Fernández”. Rodrigo no se equivoca. Como lo mencioné al principio, el “regalón” jugó de titular 15 de los 18 partidos por eliminatorias. El argentino lo llevó al mundial y ahí jugó 2 de los 4 partidos que disputó la roja. Matías Fernández era el jugador que desde el primer día Marcelo Bielsa eligió para que llevara los hilos de sus equipo. Para muchos el gran deseo era que el entrenador lo juntara con Jorge Valdivia y que entre los dos hicieran magia en el cuadro nacional. Una situación que al rosarino no le parecía correcta. Matías, quizás, no destacaba tanto como Valdivia, pero su orden en la cancha al DT le gustaba. Los esquemas que armaba eran seguidos al pie de la letra por el obediente crack que demostraba su compromiso. Fernando Tapia, comentarista deportivo de radio Pauta relata, perfectamente, qué le gustaba al loco “A las innegables condiciones futbolísticas, el talento, la jerarquía que tenía en esa época Matías Fernández, Bielsa valoraba la disciplina táctica. Era un jugador que podía ir al sacrificio, le aportaba variantes dentro del equipo, de los esquemas. Era un jugador que podía cumplir algunas instrucciones estratégicas. No era el típico volante ofensivo talentoso al que se le daba libertad simplemente. En la filosofía de Bielsa era un jugador que se acomodaba a las variantes que planteaba el técnico. Creo que eso, le hacía tener más valor para Bielsa”.

LA PERSONALIDAD DE MATI:

El 10 de los blancos es un crack, frase que a esta altura se ha convertido en un verdadero recuerdo para aquel que quiera ver a Fernández en acción, refleja su personalidad. Mati siempre ha ayudado a sus compañeros. En varios momentos era consejero de los más “arrebatados”. Bielsa no era de charlar con sus dirigidos, esa misión la tenía Luis Bonini, pero en algunas ocasiones el DT se acercaba a conversar, a decir alguna frase, a explicar lo que quería, a lanzar alguna “talla” o a dar instrucciones más específicas de lo que necesitaba y ahí, basta solo con poner en youtube “Entrenamientos de Marcelo Bielsa” para ver como en sus primeros días fue más participativo, pero que después fue dejando ese rol a sus figuras y sus ayudantes. Uno de sus pilares era Matías, un tipo querido por el plantel. Acá quiero detenerme porque se da una dualidad que hasta el día de hoy es difícil de explicar… Un tipo que al parecer tiene voz al interior del grupo, un tipo que ayuda a sus compañeros, un tipo que irradia confianza con sus pares, sin ir más lejos Arturo Vidal le ha mandado varios mensajes al volante demostrando su cariño a quien califica como gran persona. Bielsa quería exprimirlo al máximo, sacarle el mayor provecho, pero quizás se dio cuenta que su personalidad, esa que mostraba fuera de la cancha, en los entrenamientos no la podía explotar. Fernando Tapia es claro “Yo creo que es un jugador muy introvertido. Es un futbolista, una persona que necesita sentirse apañado, sentirse querido, sentirse importante y eso se lo dio sin duda Claudio Borghi tanto en Colo Colo como en la selección. También con Bielsa funcionó porque para él era un jugador importante, que aportaba su talento, pero también su trabajo táctico. Después, ya en Europa, era uno más dentro de planteles con muchas figuras. Entonces, creo que la personalidad introvertida de Matías Fernández le pasó la cuenta definitivamente” Rodrigo Sepúlveda menciona que “Siempre sentí que su debilidad era su personalidad. Es un jugador que necesita mucho cariño, mucho afecto. Para mi Matías Fernández tendría que haber jugado en un Real Madrid, por ejemplo. Con su juego, yo lo veía triunfando en España en ese tiempo, pero su personalidad, claramente, fue uno de los factores que lo perjudicó” es Es que dentro de la cancha la principal crítica que recibía el volante iba relacionada a su falta de ambición, a su orden extremo y a su poca iniciativa para salirse del guión dependiendo de lo que acontecía en el juego. Esa capacidad de romper esquemas que otros compañeros sí tenían le pasó la cuenta a un crack que sigue teniendo la misma cercanía con su pares, que al igual que en el proceso de Bielsa sigue siendo consejero, pero que no explotó. El loco le tenía mucho cariño, sabía de su potencial escondido, ese que mostraba en ciertos momentos, con un pase justo para un delantero o con un bombazo que dejaba a todos felices. Bielsa disfrutaba de Matías tal cuál era, como prefería ser y así lo hizo jugar, así festejó con él un cañón que es recordado hasta el día de hoy como el único momento de alegría “extrema” del DT en Chile. “Uno siempre se fijaba en Bielsa, era un foco de atracción. Me acuerdo perfectamente de esa celebración. Ese gol tiene todo lo que le gusta a Bielsa. Centro del puntero izquierdo, Mark González, y la aparición del volante por sorpresa. En esa jugada, curiosamente, llegan dos volantes… Vidal y Fernández y Vidal habilita a Fernández que viene de atrás y remata. Es la demostración que lo que él practicó se llevó a cabo y él se alegra por Matías y por la ejecución del gol” cierra Sepulveda. “Lo recuerdo como un golazo. Hubo muchos toques entre jugadores chilenos sin que pudiesen intervenir los colombianos. De alguna manera se cumplía lo que, muy probablemente, Bielsa había practicado con los futbolistas en los días previos. Lo celebró eufórico yo creo porque es como le gusta y ve el fútbol Marcelo Bielsa” Recuerda Fernando Tapia.

BIELSA V/S BORGHI:

En la historia de Matías Fernández hay dos personajes que han marcado su carrera, al menos escuchando al propio volante. Claudio Borghi y el loco. Los dos tenían algo especial. Los dos se dieron cuenta que con cariño se puede sacar adelante a un jugador, que se puede lograr su estabilidad. “El que le dio más cariño, sin duda, fue Claudio Borghi… Es mucho más cercano a los futbolistas, al jugador, a la persona. Bielsa siempre mantenía una distancia. De hecho el trabajo de más relación con el plantel en la época de Bielsa lo ejercía Luis Bonini o Berizzo. Ellos tenían más contacto con los futbolistas. No tengo ninguna duda que el que le brindó más cariño, más afecto y estuvo más cercano al futbolista, con muchas conversaciones de por medio, fue Claudio Borghi” Dice Fernando Tapia. Con los dos pudo jugar gran parte de los partidos en los que fue requerido. El loco y el bichi se juntan en que ambos tuvieron a Fernández en la roja. Para lo dos era un jugador vital en su esquema. En la peor época del ex entrenador de Colo Colo al mando de Chile, fue Fernández el que salió a defenderlo señalando que estaba a muerte con su entrenador. “Creo que él (Borghi) ha hecho un excelente trabajo, lamentablemente los resultados no se han dado” con el rosarino sus palabras son sólo elogios. “Aprendí mucho de él, me motivaba jugar por la Selección” Un entrenador que le entregó el cariño que había perdido tras salir de ese Colo Colo 2006 en el que Claudio Borghi hizo su trabajo. Ojo que Bielsa también lo criticaba. Recordada es la frase del argentino en un amistoso camino a Sudáfrica 2010 donde su regalón mostró muestras de dolor en la cancha. El DT lo miró y lanzó un frase que fue emitida en un documental del periodo del Argentino “¿Qué pasa ahora, Matías?”… “¡Pero siempre pasa algo, Matías…!” Sí, el hombre tiene su carácter, pero Matías Fernández sabía adaptarse… no es un tipo que sea conocido por reclamarle a sus entrenadores. Esa ocasión quedó marcada en la mente de los hinchas que veían en el 14 a un tipo brillante, pero que sus lesiones terminaron por pasarle la cuenta. Hoy en Colo Colo, quedará guardada la admiración de uno de los mejores entrenadores de la roja a un jugador al que incluso quiso tener en uno de sus equipos: El Olympique de Marsella… Un tal Matías Fernández.

Comentarios
Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. --------------------------------