La vida política de Ángela Jeria: más que madre y esposa

Foto: Agencia Uno

La vida política de Ángela Jeria: más que madre y esposa

El día 2 de junio se confirmó el deceso de Ángela Jeria, madre de la ex presidenta y actual Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. The Clinic conversó con Andrea Insunza, académica de la Escuela de Periodismo UDP y co autora junto a Javier Ortega del libro "Bachelet, la historia no oficial", quien señaló que Ángela Jeria es mucho más que una madre y esposa.

Impacto causó en el mundo político el deceso de Ángela Jeria, arqueóloga y viuda del general Alberto Bachelet, muerto tras ser torturado en dictadura. Luego de ser ella misma víctima de tortura, Ángela fue exiliada a Australia y Alemania, regresando a Chile el año 1979 para tomar lugar en la defensa de derechos humanos.

Para la periodista Andrea Insunza, coautora junto a Javier Ortega del libro “Bachelet. La historia no oficial” (Catalonia – Periodismo UDP), la figura de Ángela Jeria tomó más resonancia con la llegada de su hija Michelle Bachelet a La Moneda pero “ella tuvo una vida muy activa políticamente que se conoce poco, pero que quienes estuvieron en la oposición, en la promoción de los derechos humanos, en la búsqueda de justicia, se toparon con ella”.

Carácter reconocido

Andrea Insunza aseguró que Ángela Jeria era una mujer atípica de su época: trabajaba, estudiaba, pero más que nada, era una mujer vocalmente política. Una de las cualidades que la hacían resaltar era que “nunca dejó de decir lo necesario”, según indicó la periodista.

Al ser torturada en Villa Grimaldi y Cuatro Álamos junto a Michelle Bachelet, la madre es quien recibe peor trato entre ambas: “eso tiene que ver con que Ángela Jeria era reconocida como una mujer de mucho carácter, con ideas muy claras, muy firme y serena. Es una persona que no se replegó, no cayó. Al revés”, dijo Insunza.

Activista por los DDHH

Estando en el exilio, Jeria comenzó a trabajar en Washington con Isabel Morel, viuda de Orlando Letelier, en sistematizar las denuncias de violaciones a DDHH, poniéndolas en conocimiento de organismos internacionales. El año 1979, una vez devuelta en Chile, continúa con su trabajo en la defensa de derechos humanos, siendo incluso detenida.

Respecto a este punto, la periodista aseguró que en Ángela “se conjugan dos cuestiones: una demanda por justicia muy clara, pero al mismo tiempo un respeto por la dignidad humana, incluso de aquellos que no respetaron la suya”, visto en las declaraciones de Jeria sobre la libertad de reclusos por violaciones de DDHH en mal estado de salud.

Figura para la transición

Para Insunza, Ángela Jeria fue de por sí una figura política relevante en la historia del país, ya que “forma parte de un grupo de mujeres que hizo un trabajo que explica en buena medida que nosotros hayamos podido recuperar la democracia. Es un grupo incansable, que se involucra en distintos organismos: en la Comisión Chilena de DDHH, en el grupo pro retorno, apoyan a la Vicaría de la Solidaridad, en Mujeres por la vida, etcétera”.

Comentarios
Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. --------------------------------