Nicolás Mena y el papel “de reparto” que lo salvó en plena pandemia

Nicolás Mena y el papel “de reparto” que lo salvó en plena pandemia

El 2019 fue su mejor año laboral, pero desde que se instaló la pandemia quedó “con las manos vacías”: perdió su trabajo y sus padres se contagiaron de Covid. Sin embargo, a través del creativo nombre “El actor de reparto” creó su propia pyme haciendo delivery a emprendedores, en su mayoría, también reinventados por la pandemia. Está motivado con su nueva actividad, que te la contamos aquí, en un nuevo capítulo de Selección Nacional.

“Tenía la tranquilidad de que sería un año súper bueno, porque el 2019 me tocó recorrer de Arica a Punta Arenas con funciones de ‘Las Viejas de Mierda’. Te diría que fue mi mejor año en pega. Asistía a Rodrigo Bastidas, uno de los directores de esa obra que fue un éxito. Se venía un buen año, pero lamentablemente vino la pandemia y de un día para otro quedé con las manos vacías”, cuenta Nicolás Mena, actor de 41 años.

En marzo, además de que cerraron las salas, se le acabó su otro trabajo en Mega como guionista de “100 Días para Enamorarse”. Afortunadamente su pareja que también se desempeña en esa área dramática pudo seguir y pudieron así “juntar algunos ahorros” para este período que él califica de complicado, pues de forma paralela ambos padres se contagiaron de Covid.

“Esa sensación de levantarte y quedar desocupado es terrible. Aún más cuando estás desocupado y no sabes cómo chucha vas a pagar la pensión y con qué lucas vas a aguantar”, comenta Nicolás. Por eso, a inicios de junio comenzó a trabajar en una app de delivery para subsistir: trabajaba entre 10 y 12 horas para volver a su casa con no más de 40 mil pesos. Si bien “eran lucas que no tenía”, no se le hacía fácil mantener a sus hijas Matilde y Violeta, que viven entre su casa y la de su madre.

Una amiga suya, que emprendió vendiendo esterillas para bordar, se enteró de su situación y le pidió que le hiciera delivery de sus productos en particular, algo que le dio un dinero fijo para cada despacho. Ella le recomendó a otra amiga y así comenzó a repartir productos de personas que, principalmente, se habían reinventado en pandemia. Solo le faltaba el nombre para su iniciativa, que le llegó escuchando la radio, cuando estaban informando los nominados a los premios Emmy.

“Esa sensación de levantarte y quedar desocupado es terrible. Aún más cuando estás desocupado y no sabes cómo chucha vas a pagar la pensión y con qué lucas vas a aguantar”, comenta Nicolás. Por eso, a inicios de junio comenzó a trabajar en una app de delivery para subsistir: trabajaba entre 10 y 12 horas para volver a su casa con no más de 40 mil pesos.

Así nació “El actor de reparto”.

¿Lo escuchaste y se te prendió la ampolleta?

– Sí, dije éste es. Claro soy un actor que hace reparto, entonces llegué a la casa, googleé actor de reparto y el primero que apareció fue Joe Pesci, que es por definición el actor de reparto. Busqué fotos de él para cambiarle algo por una bolsa como de entrega. Una amiga me hizo Photoshop, yo mismo inventé la letra en Canvas y armé el logo. Hice la página de Instagram, le mandé el logo a millones de amigos y empezó a prender al toque.

Fue un éxito: “Al día siguiente hice dos pedidos, al subsiguiente 10. Incluso me llamó una empresa para entregarles unas cajas de abarrotes.  La semana pasada, por ejemplo, hice 27 pedidos en un día.  Agarró mucho vuelo, hasta me escribió un gallo de Concepción que encontró bueno el nombre y quería ser sucursal allá”.

ALTERNATIVA A LA INESTABILIDAD

Nicolás dice que su proyecto que partió de la nada, ya lo está considerando como una alternativa real a su carrera.

Siempre se dice que los actores tienen una actividad no muy estable…

­– Hay épocas que son súper buenas, pero por lo general duran poco. Se acaban y puedes pasar de estar con mucha pega, ganando buenas lucas, a quedar sin nada. Los actores siempre decimos que “estamos en proyectos”, porque es verdad, pero es algo extremadamente inestable y eso se transforma en algo súper ingrato.

Fue un éxito: “Al día siguiente hice dos pedidos, al subsiguiente 10. Incluso me llamó una empresa para entregarles unas cajas de abarrotes.  La semana pasada, por ejemplo, hice 27 pedidos en un día.  Agarró mucho vuelo, hasta me escribió un gallo de Concepción que encontró bueno el nombre y quería ser sucursal allá”.

¿Se sienten muy desprotegidos laboralmente?

– Nosotros no existimos para el sistema. Si lees el discurso de Piñera para este año ni siquiera habló de cultura, creo que ni nos mencionó. Los bonos que han dado no nos han llegado. Los que cotizamos en AFP nos pudo llegar el 10%, pero esas 500 lucas para los trabajadores… a ninguno de mis conocidos le llegó. El IFE tampoco. Para más remate, nos sacaron casi toda la devolución de impuestos. Cómo trabajamos boleteando, ese monto siempre tapa los hoyos que nos deja enero, febrero y marzo, que son meses difíciles para nosotros en las carteleras.

Cuenta que su círculo de amigos son todos de bien bajo perfil y muchos trabajan haciendo obras de teatro para colegios, por ejemplo. “La incertidumbre en mis colegas y amigos ha ido creciendo y esa sensación de angustia es frustrante. Una frustración muy grande, porque es confirmar que nosotros no existimos para el Estado ni para nada”, dice Mena.

Registro personal

PLANES FUTUROS

“El actor de reparto” ya es una empresa, cuenta el actor. Algunos de los emprendedores le preguntaron si les podía hacer factura entonces “se puso seria la cosa”. Para él ha sido bueno trabajar con emprendedores, porque en la pandemia muchos se han visto en la necesidad de reinventarse y, cree, en el futuro van a seguir necesitando su servicio. “Muchos me dicen ‘estoy enfocado en la producción y en el delivery perdía tiempo’ entonces empiezan a externalizar eso”, explica.

“Si lees el discurso de Piñera para este año ni siquiera habló de cultura, creo que ni nos mencionó. Los bonos que han dado no nos han llegado. Los que cotizamos en AFP nos pudo llegar el 10%, pero esas 500 lucas para los trabajadores… a ninguno de mis conocidos le llegó. El IFE tampoco. Para más remate, nos sacaron casi toda la devolución de impuestos para la pensión”

¿Tendrás que agrandarte?

– Yo creo que si sigue así, seguro. Además, que este mundo de emprendedores es muy solidario. Me ha pasado que me recomiendan caleta, pasándose el número y así teniendo cada vez más pedidos.

El actor actualmente hace los repartos en su auto y en un día, dice, puede pasar de estar en la mañana en La Dehesa a terminar el día despachando en Maipú o Puente Alto. Lo pasa bien manejando y está mejor de ánimo. Incluso sus hijas le han pedido acompañarlo: “También están felices, les gusta ir tachando la ruta y lo pasan bien”.

¿Le ves futuro, así como para reemplazar tu carrera de actor?

– Me gustaría. El mundo del teatro es tan ingrato que llevo muchos años tratando de ver a qué me dedico y ojalá dejarlo. Como consecuencia del aumento de los pedidos pienso que podría invertir en una camioneta petrolera, menos gastadora que mi auto. Pero sí, le veo futuro a esto. Tal vez ensayar y hacer funciones los fines de semanas, pero dedicarle la mayoría del tiempo a repartir. Ha sido una experiencia muy bacán, estoy feliz.

Comentarios
Sabía ud que... -------------------------------- Sabía ud que... -------------------------------- Sabía ud que... -------------------------------- Sabía ud que... -------------------------------- Sabía ud que... --------------------------------