Crisis peruana: grabaciones, militares, secretarias y un histriónico cantante

EFE

Crisis peruana: grabaciones, militares, secretarias y un histriónico cantante

Desde un inicio, el drama político, legal y constitucional ha discurrido por canales paralelos e interconectados: uno la investigación fiscal sobre los presuntos hechos delictivos en los que hubiera incurrido Vizcarra en su afán de alejarse de un acto de corrupción menor.

Perú vive desde el pasado jueves una grave crisis política que puede terminar con la destitución del presidente Martín Vizcarra a manos del Congreso, un conflicto complejo protagonizado por grabaciones ilícitas, secretarias enojadas, mentiras presidenciales, militares y un histriónico cantante.

Desde un inicio, el drama político, legal y constitucional ha discurrido por canales paralelos e interconectados: uno la investigación fiscal sobre los presuntos hechos delictivos en los que hubiera incurrido Vizcarra en su afán de alejarse de un acto de corrupción menor.

Otro es la gestión desde sectores del Congreso de la crisis y sus intereses espurios para forzar un juicio político.

En el medio queda una ciudadanía peruana agotada por unas tensiones políticas tan brutales como estériles y un país devastado por la pandemia del Covid-19, con la economía en ruinas y con decenas de miles de muertos por la enfermedad.

Estas son algunas de las claves para entender la situación.

1.- EL CASO SWING

En mayo, una investigación periodística reveló que Richard “Swing” Cisneros, un artista de trayectoria desconocida, fue contratado nueve veces en tres años por el Ministerio de Cultura para realizar actividades ajenas a su experiencia y formación, como charlas motivacionales, por unos 50.000 dólares.

“Swing” había participado en 2016 como animador en la campaña electoral de Pedro Pablo Kuczynski, que llevaba a Vizcarra como candidato a vicepresidente, y allí supuestamente habría trabado amistad con éste.

Tanto la Comisión de Fiscalización del Congreso como la fiscalía iniciaron sendas investigaciones ante la sospecha de que las tareas que se encomendaron a “Swing”, como una conferencia sobre “Liderazgo Transformador Sapiencial”, sólo se debían a su amistad con Vizcarra.

Dotado de una personalidad expansiva y una evidente falta de vergüenza, “Swing” se presentó ante la comisión parlamentaria para negar cualquier relación con el mandatario salvo contactos durante la campaña.

Vizcarra, ante los medios, también negó conocer estrechamente a “Swing” y haber pedido que se le contratara como favor.

2- POLÉMICAS GRABACIONES

El jueves 10 de septiembre, el congresista Edgar Alarcón, presidente de la Comisión de Fiscalización, con la anuencia del titular del Congreso, Manuel Merino, presentó ante el pleno tres grabaciones “anónimas”.

Vizcarra, su principal asesora Mirian Morales, la secretaria presidencial Karem Roca y Richard “Swing” protagonizan los diálogos.

De ellos se desprende que hubo planes para ocultar que “Swing” visitó al presidente más veces de las que aparecen en los registros oficiales y que se dictaron instrucciones para responder falsedades a la fiscalía que investiga el caso.

Todo indica que Roca grabó los diálogos, si bien ésta lo ha negado enfáticamente. Todos los protagonistas han reconocido su participación en los mismos, si bien “Swing” indicó que todo lo que él dice allí es una mentira deliberada que dijo cuando “se dio cuenta” de que estaba siendo grabado.

3.- MOTIVOS DEL CONGRESO

El Congreso reaccionó de inmediato y convocó un pleno para admitir a trámite una moción de vacancia por “incapacidad moral”, el nombre y el pretexto técnico para el juicio político de destitución presidencial.

Pero la reacción tan airada y veloz levanta también serias dudas.

Merino, el presidente del Congreso que aceleró los trámites, muy crítico a la gestión de Vizcarra, sería el nuevo presidente de Perú en caso de destitución.

Alarcón, otro enemigo jurado de Vizcarra investigado por varios delitos de enriquecimiento ilícito cometidos presuntamente cuando era Contralor General de la República, es un personaje cercano al ex militar golpista Antauro Humala y congresista del partido ultranacionalista Unión por el Perú (UPP).

Los audios fueron publicados sin control previo, y, según dijo Alarcón, provenían de fuente “anónima”, si bien pidió protección legal para Roca, la protagonista excluyente de todas las grabaciones.

4.- RUIDO DE SABLES

El sábado cayó otra bomba informativa. Una fuente periodística, que luego fue confirmada por todos los implicados, denunció que Merino intentó contactar con altos jerarcas de las Fuerzas Armadas, que constitucionalmente son “no deliberantes”, es decir, tienen prohibido manifestarse políticamente.

Merino confirmó que llamó, pero que solamente lo hizo para “transmitir calma”.

Lo raro es que lo hizo antes incluso de que se hubiera convocado la vacancia, que lo hiciera insistentemente y que incluso, como informó el Gobierno, lo hubiera hecho ya desde finales de agosto con el pretexto de informar de un hecho indefinido “que ocurriría en septiembre”.

Esta revelación dio cabida a la tesis gubernamental de que había un “complot” detrás de las acciones de Merino y Alarcón.

Pocos creen en Perú que Merino llamó sólo para “tranquilizar” y sí que más bien lo hizo para sondear el apoyo militar en caso de una transferencia de poder, lo que incluso podría constituir, como dejó caer el gobierno, un delito de sedición.

5.- VACANCIA

La destitución propiamente dicha, no parece que vaya a prosperar si finalmente llega a producirse el pleno el próximo viernes 18.

Para destituir a Vizcarra hacen falta 87 votos en la cámara, muy lejos de los 65 que obtuvo la moción para admitir a trámite el proceso.

Tras la revelación de los contactos con los militares, varios partidos que parecían apoyar la destitución se han retirado de la propuesta para no verse pegados a un intento cuanto menos cuestionable de derribar al Gobierno.

Sólo una nueva revelación de profundo calado podría derivar en un cambio de corriente.

Tampoco parece claro que se vaya a realizar la votación, primero porque algunos partidos están pidiendo una votación que permita retirar la convocatoria de la moción.

En segundo lugar, porque el Gobierno ha solicitado al Tribunal Constitucional una medida cautelar que paralice la votación hasta que ese mismo órgano se pronuncie sobre si el Congreso puede aplicar el criterio de “incapacidad moral” para destituir a un presidente.

6.- COSAS DE PALACIO

Mientras el goteo de grabaciones no ha cesado, todas ellas vinculadas a Karem Roca, lo que potencia la tesis de su autoría.

Del nuevo contenido no se ha podido aún comprobar su veracidad o las circunstancias de grabación, ni mucho menos quién está detrás de su distribución.

Estas grabaciones, de ser veraces, sólo contribuyen a confirmar una relación más próxima entre Vizcarra y “Swing” de la que ambos reconocen y los intentos desde el Palacio para ocultar el tema.

La mayoría de ellas, sin embargo, constituyen casi monólogos de Roca con denuncias sórdidas de índole doméstico, de relaciones interpersonales y acusaciones inconexas de todo tipo.

También revelan la pésima relación entre las dos principales asistentes de Vizcarra, con fuertes acusaciones de Roca contra Morales.

Pese a que el escándalo estalló en mayo, Vizcarra esperó hasta ahora para apartar a Morales, que dimitió, y a Roca, que no lo hizo y ha tenido que ser despedida, de sus posiciones en el círculo íntimo del presidente.

Todo Perú se pregunta por qué Vizcarra tardó tanto en deshacerse de dos evidentes lastres a su gestión.

Comentarios
Sabía ud que... EL LIBRO MÁS EGÓLATRA ES PAPELUCHO JARA -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO TE PREGUNTEN SI VAS A PAGAR CON TARJETA, NO RESPONDAS “EFECTIVAMENTE”. -------------------------------- Sabía ud que... UN JUICIO ABREVIADO ES UN JUI. ABREV. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÚSICOS COCHINOS HABLAN COSAS SUBIDAS DE TONO. -------------------------------- Sabía ud que... LA ÚNICA RAZA DE PERROS QUE BAILA SIN CESAR, ES EL ROCKWAILER. --------------------------------