Ejemplo de Fair play: Los tuits que muestran cómo Netflix y Disney+ se muelen la palta entre sí