Marcelo Vega a la sombra de Maradona: "Yo tuve que haber sido un muy buen jugador, pero Diego es inalcanzable"

Foto: Agencia UNO

Marcelo Vega a la sombra de Maradona: “Yo tuve que haber sido un muy buen jugador, pero Diego es inalcanzable”

Los dos jugaron con la 10 en su espalda, eran medios gorditos pero encaradores, les gustaba regatear rivales y desparramarlos en la cancha. A principios de año, Marcelo Vega apareció en una entrevista como "el Maradona chileno". Sin embargo, tras su muerte, echa pie atrás. En entrevista con The Clinic, el Toby relata su fascinación con el astro argentino en el Mundial del '86, cuando él iniciaba sus primeros pasos en el fútbol profesional con apenas 14 años. También desmenuza las crisis que atraviesan Colo Colo y la U, descuera la Roja de Reinaldo Rueda y habla de su faceta como "vidente" en televisión.

Marcelo Vega está mosqueado con lo que pasó entre Walter Montillo y Azul Azul. “Ya no sé quién se manda más cagás, si la U o Colo Colo”, afirma molesto. Sus días como comentarista del CDF lo tienen al día en toda la contingencia futbolística y no duda en sacar el ventilador.

“¡Qué mal manejo, hueón! Y teniendo a Vargas y Goldberg. Parece que los dirigentes no los pescan. Sergio no es hueón… ¿Dónde va a encontrar a un tipo como Montillo, que quiere estar en la U, barato y todo? Es imposible”, sentencia tajante.

– ¿A quién le echas la culpa? Se habla mucho del mal manejo de las sociedades anónimas, tanto en Colo Colo como en la U

Están en crisis por las malas decisiones. Si esto no es de este año. Todo repercute ahora, pero el año pasado la U se salva y Colo Colo termina como a 17 puntos de Católica. Ambos equipos están donde tienen que estar. Sus planteles no están para pelearle el campeonato a Católica. Goldberg decía que hicieron un equipo para pelear el torneo, y eso es muy difícil. Tú miras y no tiene ni banca. Entonces, son malas decisiones que han tomado las sociedades anónimas, que no tienen idea de fútbol. Están ahí porque es un negocio, y ni tan negocio. Uno de los dueños de Colo Colo está vendiendo sus acciones porque está saliendo para atrás.

– ¿Y por qué Católica, teniendo más o menos las mismas condiciones, lo hace mejor? Tiene recambio, le da un retiro digno a sus jugadores, se toman buenas decisiones…

Lo han hecho muy bien porque son gente que le da atribuciones al gerente deportivo. Si bien se le han ido los técnicos, como (Gustavo) Quinteros o Beñat (San José), siempre traen uno bueno. Holan llegó a una institución saneada, que tiene un plantel formado, con jugadores de la casa, con cero problema en el camarín, poca bulla para afuera y traen algunas contrataciones que, no son muchas, gastan mucho menos que lo que gastan Colo Colo y la U, pero toman buenas decisiones. Eso le ha dado soluciones, le ha dado títulos y que jugadores se vayan para afuera. Cuando los equipos trabajan de esa forma es porque están haciendo las cosas bien.

“Ya no sé quién se manda más cagás, si la U o Colo Colo (…) Son las malas decisiones que han tomado las sociedades anónimas, que no tienen idea de fútbol. Están ahí porque es un negocio”

– ¿Te parece también que hay un tema con el manejo de los ídolos, tanto en el Colo como en la U? Hay varios que se han ido molestos

En la Católica no pasa lo mismo, porque lo único que quieren es traerlos de vuelta. Trajeron a Parot, quieren traer a Medel. Siempre quieren darle una mano a la gente que le ha dado al club. Acá van a rendir, porque estamos hablando que vienen de un fútbol tremendamente exigente. Y después terminan trabajando en el club, se les da la posibilidad. Algo que en Colo Colo no está pasando. Mario Salas no quiso a Valdivia, ni a Valdés, ni a Orión en su momento. Y trajeron a jugadores como Valencia y Matías Fernández que no han sido solución. Esa decisión no la tomó solo Mario Salas, sino también Marcelo Espina. Aníbal Mosa se hizo a un lado, pero ahora a Valdivia lo trae él, no el gerente deportivo o el técnico.

– ¿Crees que el regreso de Valdivia salve a Colo Colo?

Valdivia estando bien físicamente, sin lesiones, claramente es un factor importante. Es un tipo de mitad para arriba que te va a generar juego, ocasiones de gol. Es un tipo diferente que actualmente Colo Colo no tiene. Ahora, ¿Cuánto se va a demorar Valdivia en ponerse bien? Tiene muy poco tiempo, el margen es muy corto, estamos hablando de que queda diciembre y enero.

EL MITO DEL MARADONA CHILENO

– Aprovechando que estamos hablando del 10, esta semana falleció Maradona ¿Qué significa él para ti, pensando que lo viste jugar, que creciste con él?

Yo nací con él. Ver al Diego en su mejor versión el año ’86 es algo incomparable futbolísticamente. Yo ya estaba jugando fútbol en primera división, tenía 14 años y estaba en Regional Atacama. Jugué en contra de él en España e hicimos show ball acá. Pero más allá de eso, no lo conozco mucho. Él prácticamente era una de las personas que no podía ni salir. Tenía que estar siempre encerrado en un hotel. Pero como futbolista, me llena completamente, creo que es el número uno. De ahí para abajo puedes pelear con muchos: Ronaldo, Messi, Ronaldinho, Johan Cruyff, Cristiano Ronaldo un poco más lejos. Pero número uno, me quedo con Diego.

– No estás de acuerdo con Caszely, que dijo que Pelé es el más grande.

Es que son gustos. Carlos nació con Pelé, tuvo la suerte de verlo. Yo solamente lo he visto en videos. No estoy diciendo que Pelé no esté dentro de los tres mejores del mundo, debe estar, pero primero está Maradona. Es algo que se ha debatido siempre y es difícil resolverlo, porque son diferentes en su carácter y su forma de jugar.

– ¿Qué te pasa a ti con estas contradicciones que tienen estos genios del fútbol como Maradona, que son fabulosos dentro de la cancha, pero fuera de ella están llenos de polémicas?

Yo no soy nadie para juzgar, porque no lo conocí. Pero sí creo que hay algo en el entorno de él. En Gimnasia y Esgrima, él ya no era el Maradona técnico, era pura publicidad y marketing. Ellos dijeron: “Hagamos plata con Diego”. Él no estaba en sus cabales, no estaba 100% para estar sentado en un banquillo, eso todo el mundo lo sabe. Pero no lo cuidaron, no lo quisieron, mucha gente se aprovechó.

– A principios de este año salió una entrevista tuya donde dijiste que eras “el Maradona chileno”...

Eso no es tan así. Yo solamente dije que me hubiera encantado jugar como él, pero le cambiaron un poco, tú entiendes cómo es el tema (risas) Yo tuve que haber sido un muy buen jugador, pero no a la altura de él. Diego es inalcanzable. Está a la vista lo que hizo en la selección, en Barcelona y en Nápoles, un pueblo que no había ganado nunca nada y termina ganándolo todo. Está tocado con la varita mágica y lo demuestran jugando. Fue un tipo muy querido por lo que hizo.

– ¿Pero hay similitudes en tu juego con el de Maradona?

Los 10 en general no somos todos iguales. Si tú te acuerdas del Coto Sierra, él era un poquito más grande que yo, tenía una pegada más linda, pero no era un tipo encarador, no se pasaba muchos jugadores ni se metía al área. Hay algunos 10 que tienen tiro libre, otros que te dan un pase filtrado, otros que te dan un pase por arriba de los centrales.

– En esa misma entrevista dijiste que eras “el mejor 10 de la historia del fútbol chileno”

Eso puede ser. Hay jugadores que dijeron que no…

– Se armó polémica…

Otros dijeron que podía estar entre los tres mejores. Lo que pasa es que las virtudes mías eran diferentes a los otros 10. No a todos les gustan encarar, hay algunos que son más de tiros libres y pelotazos largos. A mí me gustaba más Maradona.

– Y si tuvieras que armar un top 3 de los mejores 10 del fútbol chileno…

Chamaco (Valdés) no era tan 10, era más 8: Metía goles, jugaba por la derecha, era diferente. Yo lo terminé de ver jugar en Arica cuando le hace un gol a Willy González y yo estaba en la galería de Regional Atacama, era un pendejo. Está el Coke (Contreras), que era un jugador súper completo. Estamos hablando de un tipo que le pega bien al balón, tira pases, te deja solo, hace los tiros libres y cabeceaba como los dioses. Había un chico que jugaba el ’87, Sandro Navarrete, que no siguió jugando. Pero a ver, está el Coke, el Coto (Sierra) y Valdivia, po. Ahí están los tres.

– Fabián Estay queda fuera entonces…

Es que Fabián es más 8. Terminó jugando más de salida, porque físicamente era un superdotado. Era mejor que el resto a la hora de aguantar los partidos, los 90 minutos exigentes. Era un tipo que le pegaba con los dos pies y hacía goles. No era mucho de pases filtrados, pero le pegaba bien a los pases largos. Y a la hora de marcar era un complemento más para el equipo. Ahí tenís cuatro jugadores maravillosos, pero todos diferentes.

– Se habla mucho que el 10 es una posición en peligro de extinción. En el fútbol chileno, la mayoría son veteranos, como Luis Jiménez, Jorge Valdivia, Walter Montillo, pero no se ven jugadores jóvenes…

Pero yo no sé si eso pasa por un tema de que no salen o no los ocupan. Yo he visto fútbol cadete y hay chicos que juegan de 10, que tienen que aprender cosas, pero tienen condiciones. ¿Hay jugadores? Yo creo que hay. ¿Pocos? sí. ¿Los ocupan? No. Hay técnicos que no ocupan los 10, juegan 4-3-3. Tenemos el caso de Rueda.

LA ROJA

¿Cómo ves a la selección en estas primeras cuatro fechas?

Mal. Yo creo que Rueda le ha faltado el respeto a la gente que estamos en los medios y nos damos cuenta que Puch, Fuenzalida, Saavedra y Huerta han mostrado un nivel altísimo en Católica. Yo entiendo que Meneses está en México, no es un mal jugador, pero Puch es mucho mejor y ha rendido en la selección. Me parece que Rueda está confundido. Mi teoría era que no los llamaba porque se quería ir, quería que lo echaran. Pero con el tiempo creo que no puede jugar con eso. Se ve muy difícil el panorama por cómo se está jugando, si la selección no puede perder con Venezuela. No genera muchas ocasiones de gol. Si no tenemos a San Arturo o a San Alexis, estaríamos muy complicados. Los jugadores no están al nivel que tenían antes, se lesionan más frecuentemente.

– Pero Rueda hace lo que puede con lo que hay. Ya no está la generación dorada.

Pero él lo tenía claro. Es algo que hemos estado hablando hace rato. Aún así los segundos tiempos de esta selección en eliminatorias han sido malísimos. Nosotros sacábamos todos los puntos de local a buen nivel, pero a esta selección le ha costado un montón. Y uno sufre. Creo que la salida de Rueda era ahora, por el tiempo de trabajo que le va a quedar para marzo al técnico que podría haber llegado. Cuando dicen que le van a dar tiempo hasta marzo, al final te están diciendo que te van a echar. Era el tiempo de tomar decisiones, esa era la movida. Si lo van a echar tarde o temprano.

“Creo que la salida de Rueda era ahora, por el tiempo de trabajo que le va a quedar para marzo al técnico que podría haber llegado. Cuando dicen que le van a dar tiempo hasta marzo, al final te están diciendo que te van a echar”.

– Uno de sus logros fue reconciliar un camarín que estaba quebrado, por el conflicto entre Bravo y Vidal.

Se demoró mucho eso sí, pero era algo que todos queríamos. Yo creo que amigos ellos no van a ser, pero hay una muestra de disculpas cuando Vidal le da la mano a Bravo cuando saca un balón solo contra Perú. Ya hay un camarín limpio, donde se puede trabajar, pero falta la otra parte, que es la cancha. Ahí nos cuesta un poco más.

– ¿Cómo eran los quiebres de camarín en tus tiempos?

No eran de esta forma, porque no habían redes sociales. El tema nuestro era más directo en la cancha, cuando habían roces o había una relación mala. Pero quedaban ahí, se hablaba entre todos dentro del camarín. Si tú no tienes por qué ser amigo, tienes que ser un compañero dentro de la cancha y a la hora de entrenar. Después uno pesca sus cosas y se va para la casa.

VEGA, EL VIDENTE

– ¿Te acostumbras a esta faceta de comunicador que estás llevando?

Me siento cómodo porque me han tratado muy bien. Ya llevo cuatro años. Le ha ido muy bien al espacio en que le pongo notas a los jugadores, porque es el reflejo de lo que está pasando con la U o Colo Colo. Algunos dirán que es un poco más, o un poco menos, pero ese es el juego. Nadie está hablando de que le puedo tener mala a alguien.

-Tuviste un encontrón bien feo con Pablo Mouche. Te invitó “a tomar un café”…

Sí, porque uno sabe muchas cosas. Yo conozco gente en Colo Colo, tengo información. Algunas cosas son ciertas y otras no. Pero cuando tienes información de buena fuente, se saben las cosas que están pasando. Y está a la vista lo que pasó con Mario Salas. Mira cómo se fue de Alianza, de Colo Colo y la Católica.

– ¿Mario Salas era igual como jugador?

Yo lo tuve de compañero y no, no era un tipo que hablara mucho. Con el Richard González lo pasábamos a buscar, porque vivíamos cerca. Era un tipo fuerte en la cancha, pero no era un tipo que reaccionara de esa forma en las entrevistas o si a alguien le sonaba el celular. Todas esas reacciones son producto de lo frustrado que estaba porque no se reflejaba lo que él quería en la cancha.

– En la tele también has mostrado tu faceta de vidente. ¿Eso es pura suerte o de verdad tienes alguna conexión más mística?

No, nos prestamos para esas cosas, a la gente le gusta y te ríes un poco. Aparte, lo que adivinas es más o menos lo que estás viendo. No es tan difícil decir que puedes ganarle a Perú y perder con Venezuela. Imagínate, son dos horas diarias, son dos programas y nosotros somos buenos para reírnos, para qué estamos con cosas. Es un camarín el que tenemos ahí.

– ¿Y ese camarín es pura risa o también se arman peleas?

No, fíjate que nos hemos llevado muy bien. Manuel (De Tezanos) se ha llevado muy bien con nosotros, yo no lo conocía mucho. Soy amigo de Claudio (Borghi) y Juvenal (Olmos). A veces nos toca con Aldo (Schiappacasse), que enseña muchas cosas en vivo, porque lee mucho. Lucho Marín con sus cosas o Marcelo Muñoz aporta mucho estadísticamente. Pero claro, el de las bromas soy yo, el Bichi y Juvenal. Tení de todo, el pelusón, el más serio… Pero al final, todos se ríen de lo mismo.

– ¿Y la relación con la competencia? La otra vez te vimos imitando a Solabarrieta

Yo hablo con ellos. Con Luka (Tudor) y Pato (Yáñez) trabajamos juntos y tenemos una relación muy buena. Ahí sí que nos reíamos, porque el Luka es fuerte para decir las cosas, igual que yo, pero también somos pelusones.

Comentarios
Sabía ud que... LOS MÚSICOS COCHINOS HABLAN COSAS SUBIDAS DE TONO. -------------------------------- Sabía ud que... LOS PECES DE ACUARIO SON MÁS SENSIBLES QUE LOS PECES DE CAPRICORNIO. -------------------------------- Sabía ud que... EL LIBRO MÁS EGÓLATRA ES PAPELUCHO JARA -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO TE PREGUNTEN SI VAS A PAGAR CON TARJETA, NO RESPONDAS “EFECTIVAMENTE”. -------------------------------- Sabía ud que... ME COMPRÉ UN TELEVISOR INTELIGENTE Y CUANDO EMPIEZA LA FRANJA SE APAGA SOLO. --------------------------------