¿Cómo el gobierno toma sus decisiones Covid? Quién es quién detrás de los datos y análisis epidemiológicos

¿Cómo el gobierno toma sus decisiones Covid? Quién es quién detrás de los datos y análisis epidemiológicos

El exministro Jaime Mañalich los cuestionó derechamente esta semana al señalar que la asesoría epidemiológica del Ejecutivo debiera ser de “mejor nivel”. El Colegio Médico ya había pedido vía transparencia el nombre y las actas del Comité Asesor del gobierno. Y Espacio Público ha reclamado al Ministerio de Salud la necesidad de contar con más datos de parte de estos equipos para perfeccionar investigaciones. ¿Quiénes son y qué hacen epidemiólogos, infectólogos y analistas que trabajan en el manejo de la pandemia con La Moneda?

La frase fue interpretada en La Moneda como un dardo político en contra de la subsecretaria Paula Daza. Porque la crítica que el exministro de Salud, Jaime Mañalich, espetó en Radio ADN este lunes 12, al señalar que el gobierno debiera elevar el nivel de asesoría epidemiológica, apuntaba -creen- al trabajo de la Subsecretaría de Salud Pública que encabeza Daza y que sólo en el equipo de epidemiología del Minsal ha aumentado su capacidad, llegando hoy a constituirse en más de 100 personas para enfrentar la crisis.

Pero más allá de la pugna política, Mañalich puso luz a un grupo de profesionales y expertos que se ubican en la retaguardia de las caras visibles del manejo de la crisis sanitaria y que 24/7 llevan el día a día del análisis y la estrategia del gobierno. El grupo es multidisciplinario: no sólo hay especialistas como epidemiólogos e infectólogos, también hay estadísticos e ingenieros. Estos últimos, ampliamente criticados por su labor en la crisis.

Los Investigadores

Son los encargados de desarrollar las investigaciones y estudios relacionados con la pandemia. En su mayoría trabajan como colaboradores externos del Minsal.

Pieza angular de ese grupo es el doctor Rafael Araos, 42 años, médico cirujano de la Universidad de Los Andes -con especialidad en Medicina Interna y enfermedades infecciosas- y con postgrado en la Universidad de Harvard. Hasta antes de entrar a la escena pública era académico de la Facultad de Medicina de la Universidad del Desarrollo en el programa “Genómica Microbiana” y del Núcleo Nuevo Milenio para el Enfrentamiento Multidisciplinario de la Resistencia Bacteriana. Su labor, explican desde el Minsal, es académica: el Departamento de Epidemiología le solicita estudios que él desarrolla y es quien lidera el trabajo de datos con las universidades.

FOTO: MINISTERIO DE SALUD.

Desde La Moneda explican que es uno de los pocos del grupo que se reúne con el Presidente y, pese a que en sectores del mundo académico no goza de la misma estima, en La Moneda lo consideran el cerebro detrás de la investigación pandémica.

Su carrera científica fue superada cuando en mayo del año pasado asumió la jefatura del Departamento de Epidemiología del Minsal, rol que fuera expuesto ante la opinión pública cuando el ministro Enrique Paris asumió el mando del ministerio de Salud. Por esos días, Paris estrenaba el nuevo formato de vocerías diarias, en las que incluyó a alcaldes y científicos. Uno de ellos fue Araos.

En septiembre trascendió una declaración de Araos al Ministerio Público en la indagatoria por el sistema de conteo de fallecidos en la gestión de Jaime Mañalich. Su juicio fue lapidario: “El sistema que usaba Mañalich, sea cual fuera, no dio el ancho”. Al mes siguiente, además, ante la comisión investigadora por el registro de fallecidos de la Cámara de Diputados, Araos aseguró que las cifras que Chile informaba a la OMS era la misma que se difundía a nivel nacional. “Nunca se ha enviado información distinta”, sostuvo.

En noviembre, en tanto, Araos renunció a su cargo para asumir un rol de asesor con dedicación exclusiva al Covid-19. Las fuentes consultadas por The Clinic lo destacan como un científico de excelencia, pero con acotada experiencia en políticas públicas sanitarias.

Rafael Araos participando en uno de los reportes del Minsal, en los primeros días de gestión del ministro Paris. 14 de Junio del 2020. FOTO: Ministerio de Salud.

Alejandro Jara, 48 años, Doctor en Ciencias de la Universidad Católica de Lovaina y académico del Departamento de Estadística de la UC- es asesor, dependiente también de la Subsecretaría de Salud Pública, a quien se le encargan estudios específicos. Trabaja codo a codo con Araos, pero desde el Minsal aclaran que no se trata de un equipo propiamente tal. Juntos llegan, eso sí, a webinars o reuniones virtuales como la ocurrida hace algunas semanas con científicos extranjeros detrás de la vacuna Sinovac. Allí figuraban Araos, Jara y otros tres profesionales: Eduardo Undurraga (ingeniero civil), Gonzalo Jara (ingeniero civil) y Katherinne Leo (economista). Los cinco fueron presentados como “El grupo de análisis de datos del Ministerio de Salud”, donde incluso destaca uno de los científicos por haber criticado en un inicio la gestión del gobierno.

Eduardo Undurraga es ingeniero civil UC especializado en Economía de la Salud, 42 años y magíster en Estudios Sociales y Políticos Latinoamericanos en la Universidad Alberto Hurtado y doctorado en Políticas Sociales en Brandeis University (Massachusetts). Es investigador asociado en el Núcleo Milenio para el Estudio del Curso de Vida y la Vulnerabilidad (MLIV), en el Núcleo Milenio para la Investigación Colaborativa en Resistencia Antimicrobiana (MICROB-R) y en el Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (CIGIDEN).

Junto a otros seis académicos del Instituto Milenio Fundamento de los Datos, en abril del año pasado suscribió una declaración pública donde profundizaban en las razones del centro de investigación para abandonar la Mesa de Datos Covid-19 impulsada por el ministerio de Ciencias. En dicho comunicado, replicado también por Ciper, acusaban hermetismo en el acceso a la información sanitaria. “La ausencia de una política de acceso abierto a datos de salud, insumo crítico para hacer investigación que contribuya a hacer frente a esta pandemia”, se lee en un extracto de la declaración.

Pese a ello, quienes conocen el trabajo de este grupo lo describen como quienes poseen sobrada influencia en La Moneda. Araos no sólo apoya al ministro Salud Enrique Paris en la mayoría de las reuniones técnicas y trabaja coordinado con el Departamento de Epidemiología , además es alguien a quien el presidente Sebastián Piñera escucha.

Los epidemiólogos del Minsal

Es el “EPI Minsal” o Departamento de Epidemiología que depende de la Subsecretaría de Salud Pública del ministerio. Son quienes se relacionan con los distintos servicios de salud a lo largo de todo Chile para llevar adelante la estrategia y trabajo día a día de la pandemia. Algunas de estas autoridades deben ir a terreno, describen, cuando es necesario verificar situaciones especiales.

El departamento lo dirige Alejandra Pizarro, médica cirujana, especialista en Salud Pública cuya especialidad por beca de Pediatría la cursó durante tres años en la Universidad Católica. Magíster en Epidemiología de la misma universidad, reemplazó a Araos luego de que el infectólogo decidiera trabajar en forma externa.

Fue Jefa Médico Planes de Salud y coordinadora de programas preventivos de la red ambulatoria en Red Salud UC Christus, dirigiendo también el observatorio de Enfermedades Infecciosas UC. Fuentes del sector salud la califican como una “profesional de línea”, muy técnica, cercana a Daza. A fines de marzo defendió la labor del Minsal respecto a la trazabilidad de los contagios: “Estamos fortaleciendo la trazabilidad en domicilio, principalmente en la Región Metropolitana”, aseguró. Y también puso énfasis en la responsabilidad individual de las personas testeadas: “A veces las personas no declaran todos sus contactos, por desconocimiento ante la importancia de esta información”, sostuvo.

A su llegada al Minsal hace cinco meses, ella pidió que Ester Aylwin, médico especialista en Salud Pública, la acompañara en la labor. Y en la subsecretaría cuentan que el equipo que ella encabeza hoy alcanza a un centenar de personas: desde que estalló la crisis se reforzaron asesorías y contrataciones para enfrentar la pandemia.

Quién también figura en la primera línea del EPI Minsal es Fabio Paredes, 31 años, ingeniero estadístico, Jefe de la Oficina Estudios y Análisis Estadísticos Avanzados del departamento. Se unió a la tarea del Minsal desde marzo de 2020, cuando la pandemia daba sus primeros pasos. Fue uno de los funcionarios que debió declarar por el caso judicial que investiga el Ministerio Público y sus declaraciones fueron controversiales. “En relación a la información que nosotros producíamos y que discrepaba de lo que comunicaba el ministro (Mañalich), incluso elaboré un gráfico en donde se describe el diferencial. Me comprometo a aportarlo por correo y también aquellos mails en que yo informaba las brechas a mi jefatura”.

El trabajo de Paredes es visible porque su unidad es el responsable de elaborar y publicar en el sitio web de Minsal el Informe Epidemiológico que aparece cada miércoles.

Los expertos del Consejo Asesor

Tres días antes que el gobierno decretara Estado de Excepción de Catástrofe el 15 de marzo del año pasado, en La Moneda se reunía el Consejo Asesor Covid-19 con el Presidente Piñera. El objetivo de aquel encuentro era discutir con el Mandatario las medidas sanitarias para enfrentar una pandemia en ciernes.

El Consejo Asesor Covid-19 se reúne con el Presidente Piñera en el inicio de la Pandemia, Marzo del 2020. FOTO: Presidencia.

Con el pasar del tiempo, sin embargo, se instaló la crítica al Ejecutivo por no tomar en cuenta las recomendaciones que los miembros de la instancia -donde coinciden connotados académicos y ex autoridades sanitarias- han realizado al gobierno.

Piñera encabeza reunión clave para endurecer medidas frente a la exponencial alza de contagios Covid

Ejemplo de ello fue la opinión del consejo sobre el cierre de fronteras en octubre del año pasado -a extranjeros no residentes que realicen viajes no esenciales-, postura que refrendó a inicios de enero debido a la circulación de las agresivas variantes del virus, algo que el gobierno recién adoptó a inicios de abril.

Situación similar ha experimentado el consejo sobre otras recomendaciones, como los Permisos de Vacaciones: a fines de diciembre del 2020 señalaban que se debía evaluar su impacto en la primera quincena de enero, con especial énfasis en la comunicación de riesgo.

Así, la distancia entre las medidas sugeridas por el panel de expertos y las políticas sanitarias implementadas por el gobierno, han sido motivo de crítica por la comunidad médica.

“Necesitamos que entren a la cancha las personas del Consejo Asesor Covid 19, que se genere una mesa y que ellos sean parte, que tengan una opinión vinculante y no consultiva, como ha ocurrido hasta ahora. Necesitamos que las sociedades científicas puedan participar de la discusión y toma de decisiones. Tenemos gente de primerísimo nivel y ni siquiera se les ha consultado respecto a las medidas”, sostiene el secretario general del Colegio Médico, José Miguel Bernucci.

Pese la nula incidencia que acusa el Colmed, desde el Minsal se habla de una fluida relación con ellos y que una de los miembros del consejo, Ximena Aguilera, es la interlocutora más directa con la subsecretaria Daza. Aseguran que se reúnen todas las semanas y que en circunstancias de emergencia han debido juntarse los domingos o muy tarde en la noche. En el gobierno enfatizan que la opinión de estos expertos ha sido un pilar en el trabajo realizado.

Ximena Aguilera, en tanto, es directora del Centro de Epidemiología y Políticas de Salud de la Universidad del Desarrollo y con vasta experiencia en el Minsal como jefa del Departamento de Epidemiología (1999-2003) y de la División Planificación Sanitaria (2005-2008). Tiene como característica el bajo perfil y con posturas más cercanas al gobierno.

Ximena Aguilera, durante la presentación del Consejo Asesor COVID-19 en el Ministerio de Salud, 09 de Marzo del 2020. FOTO: FRANCISCO CASTILLO/AGENCIAUNO

Los muchachos del Segundo Piso 

Son quienes han concitado las mayores críticas de expertos por su rol en la pandemia. Se ha destacado su poca experiencia en salud versus su expertise en temas económicos. Hasta con un despectivo sobrenombre los han motejado como “Los Kidzania”, en alusión a que se trata de profesionales jóvenes. Se trata de Pablo Eguiguren (28 años) e Ignacio Parot (36 años), asesores del Segundo Piso y que forman parte del equipo de Presidencia de La Moneda.

Según describen fuentes de gobierno, su rol en la pandemia es recopilar información epidemiológica proporcionada por EPI Minsal, convertirla en gráficos y planillas Excel y exponerlas ante las autoridades que transforman la base de datos en decisiones que toman las autoridades del Minsal en relación al Plan Paso a Paso.

Para los críticos, un rol que debiera estar en manos de expertos y no de asesores que, a juicio de varios, se debe a sus vinculaciones políticas y a la confianza depositada por el Presidente y el jefe de asesores del Segundo Piso, Cristián Larroulet. Para La Moneda, no obstante, su labor no es más que la recopilación del trabajo de expertos.

Eguiguren es sobrino en segundo grado del diputado RN Francisco Eguigiren, con quien tiene poca cercanía. Pero quienes conocen el proceso de su llegada al Segundo Piso explican que se relaciona a su trabajo como jefe de Gabinete del exministro de Economía, Ramón Valente. Lo señalan como un hombre clave en este equipo de números, pero que a veces impresiona a los expertos por un afán de levantar datos que sólo hacen ver al gobierno con un buen desempeño en la pandemia y que, además, los promociona en su cuenta personal de twitter. ¿Ejemplo? Ayer mismo, jueves 15: destacaba que según la OCDE, el Chile Pre Covid tenía una capacidad de camas UCI similar a la de Holanda.

https://twitter.com/paeguiguren/status/1382729643007094787?s=20

A juicio de técnicos expertos en salud, resaltar datos como esos en medio de un panorama adverso, sólo concuerda con un razonamiento político y recuerdan como escandaloso cuando se difundió una comparación de Chile con la situación con Argentina, información comparada que fue de su autoría.

Ingeniero de 24 años y recién egresado llega como jefe de gabinete de Valente en Economía

En el mismo equipo se encuentra Parot, también ingeniero comercial, mención Economía UC: trabajó junto a Larroulet cuando fue ministro Segpres entre 2010 y 2014. También se le apunta como defensor del manejo de la pandemia del gobierno, al punto que ha criticado que algunos comunicadores cifren muertes por minuto. Hace una semana, en el noticiario de Canal 13, se dijo que cada 8 minutos moría una persona por Covid-19. Así criticó Parot la cifra en Twitter: “Que irresponsables. Saben que esa cifra no corresponde a un solo día y que ese cálculo no tiene sentido. Buscando clicks con lamentables muertes”.

Desde marzo de este año el equipo de Eguiguren y Parot fue reforzado por Carolina Velasco, economista e investigadora en temas de salud del Centro de Estudios Públicos (CEP), a quien se señala como la nota de experiencia en el grupo, dada su relación con el área. Desde el CEP ha centrado sus investigaciones en Salud Pública, como propuestas coordinadas por ella para la reformulación de Fonasa. También es cercana a Larroulet, con quien trabajó estrechamente en 2002 en el Instituto Libertad y Desarrollo.

Los críticos de la labor de este grupo se identifican en las palabras del incendiario podcast La Cosa Nostra que protagonizó la presidenta del Colmed, Izkia Siches, donde dijo que en La Moneda había ingenieros que se “las dan de epidemiólogos”.

“Y me saco fotos con todos los infelices…”: Siches en picada contra el Gobierno por el manejo de la pandemia

Críticas: acceso a los datos

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, lo dijo con todas sus letras -evitando la confrontación- el día martes 7 de abril pasado, cuando Espacio Público presentó su estudio sobre el efecto de las vacunas en Chile. “Sería tremendamente útil, lo hemos conversado recién con el Ministerio de Salud, contar con otros datos que permitirían perfeccionar y ser mucho más precisos aún de los que estamos siendo en este informe. Venimos saliendo de una reunión con el Ministerio de Salud, nos reunimos con Rafael Araos y Alejandro Jara para hacerles ver directamente nuestras cuestiones”, dijo el rector, quien también es médico.

La crítica apuntaba a la limitada generosidad que -a juicio no sólo de Vivaldi y Espacio Público, sino de otros intervinientes de la crisis sanitaria- existe de parte del gobierno en relación a la difusión o traspaso de datos adquiridos para investigar los efectos del virus. En reserva, algunos expertos comentan a The Clinic que la sospecha apunta a que quienes tienen acceso a este cúmulo de información prefieren usarlos para beneficio personal como investigadores, en vez de ponerlos al servicio de la crisis pandémica.

Por su parte, el doctor Juan Carlos Said, médico internista del Hospital Sótero del Río, habla de factores similares que han torpedeado el trabajo interdisciplinario: la transparencia en el manejo de la pandemia, la autonomía de algunas instituciones y que hubiera vocerías de expertos ajenos al gobierno. “Esta pandemia ha develado la falta de autonomía de las instituciones que debieran tener un rol esencialmente técnico y profesional. Por ejemplo, el DEIS nunca pudo hablar públicamente independiente del control político”, ejemplifica.

“Uno hubiera esperado que una entidad como ésa, eminentemente técnica, estadística, pudiera dar información pública y transparente”, dice Said. Y agrega: “Faltó además una contraparte técnica, autónoma, independiente, una vocería como en otros países. Por ejemplo, la gente que ha estado en el equipo del Consejo Asesor, pero no han tenido oportunidad de hacer una vocería técnica, empoderada, al mismo plano que las del ministro. Han ocupado un segundo lugar, a veces un poco opacado, quizás intencionalmente, por la autoridad política, sobre todo cuando las cosas que pudieran decir no son convenientes al discurso político. El Colegio Médico ha terminado llenado ese espacio”.

A juicio de Álvaro Erazo, ex ministro de Salud y miembro del Consejo Asesor, el foco de la gestión epidemiológica precisamente debe estar en el Minsal: “La gobernanza epidemiológica la veo insuficiente, porque teniendo indicadores, teniendo caracterizada la epidemia a grandes rasgos, debiéramos colocarla con mayor fuerza en el centro de la acción del Minsal, y eso sigue siendo insuficiente. Y mientras no cumpla el rol estratégico, vamos a seguir teniendo tropiezos y actuando tardíamente. Hay que fortalecer el rol del Minsal”.

“Y si no hay transparencia, si no hay comunicación de riesgo, es imposible avanzar en que la población tenga una percepción positiva de lo que está haciendo el ministerio, y tenga la actitud de asumir lo que se le recomienda y se adapte a estas nuevas condiciones de cuidado y autocuidado que la población debe tener. Si no hay transparencia y no hay comunicación de riesgo, nuestra política sanitaria va a fracasar”, remata.

¿Qué quiso decir Mañalich en su crítica epidemiológica?

Quienes han mantenido contacto con Mañalich, sostienen que el ex ministro tiene un crítico diagnóstico en cuanto a las “métricas” con que se releva información sobre el Covid-19 Así, en el círculo de Mañalich señalan que se debe “refinar” la data sobre la pandemia para así cumplir con el objetivo de esta fase: reducir el número de personas hospitalizadas y fallecidas, dado la escasa disponibilidad de camas críticas en la red hospitalaria.
¿Jaime Mañalich de vuelta? La trastienda de la activa agenda mediática del ex ministro de Salud
Lo anterior, subrayan las fuentes, pasa -por ejemplo- por informar el número de personas que están ingresando a los hospitales. También por diferenciar los instrumentos de toma de muestra -PCR, “pool” de varios PCR o test de antígeno-, para así precisar su nivel de efectividad. Respecto a este punto, quienes mantienen comunicación con Mañalich señalan que el ex ministro lo ilustra proyectando un escenario: cuando el retorno a clases en el sistema educativo se intensifique. “¿Qué tipo de testeo se deben hacer en las escuelas cuando vuelvan los niños a clases?”, es una pregunta que ha transmitido el ex ministro, apuntando a la “tranquilidad” que se debe garantizar a los padres.
También, Mañalich ha sostenido que se debe precisar los índices de movilidad en las comunas, a objeto de tener un cuadro más completo a la hora de ejecutar ayudas sociales o intervenir el funcionamiento del transporte público. También implementar una política “agresiva” de trazadores, práctica que aún sigue determinada -aseguran en el entorno del ex ministro- por la voluntad de las personas para entregar información sobre sus contactos estrechos. Así, por ejemplo, el ministerio del Interior -con ayuda de los municipios- podría colaborar a intensificar el testeo en las comunas con mayores índices de positividad.
Según fuentes consultadas por The Clinic, todo este diagnóstico -al que también se agrega contar con índices de efectividad de las vacunas Coronavac y Pfzier aplicadas en Chile, información liberada hoy-, Mañalich lo apunta a la subsecretaría de Salud Pública que dirige Paula Daza, cuya repartición está a cargo del área epidemiológica en la gestión sanitaria.
Con todo, el ex ministro no deja de estar consciente que sus intervenciones en los medios son seguidas con atención e indisimulada incomodidad en La Moneda. Prueba de ello fue el último “sincericidio” de su sucesor, el ministro Paris, quien llegó a hablar de “dolores” con las críticas vertidas por el ex ministro. “Con el exministro Mañalich yo sigo hablando igual. Hablo por teléfono, o hablo por WhatsApp, nos hemos mantenido en contacto. Seguramente nos está escuchando muchísima gente, y lo voy a decir porque a lo mejor él (Mañalich) también lo va a escuchar: yo creo que el Presidente se ha sentido más afectado por sus comentarios que el ministro de Salud”, sostuvo.
El ministro Enrique Paris acompaña a Jaime Manalich en la sesión de la Cámara de Diputados por la acusación constitucional en contra del exministro de Salud, 13 de Octubre del 2020. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO
El castillo de naipes se derrumba otra vez: el caos de la segunda ola de Covid que desespera al gobierno
Comentarios
Sabía ud que... El pulpo de acuario es menos sociable que el pulpo de géminis. -------------------------------- Sabía ud que... Leandro en inglés se dice readandro. -------------------------------- Sabía ud que... En una cita a ciegas esperamos hallar el amor a primera vista. -------------------------------- Sabía ud que... Jadue, Jiles, Joaquín, y Julio César son los principales presidenciables porque de política no sabemos ni jota. -------------------------------- Sabía ud que... En la tv por cable, los partidos más fomes se ven en el canal del Senado. --------------------------------